Las Provincias

Piden 22 años de cárcel para el profesor acusado de abusar de siete menores

  • El fiscal sostiene que contactaba con chicos de 12 a 16 años por internet y quedaba con ellos en su domicilio para mantener relaciones sexuales que grababa en vídeo a cambio de 50 euros

Un profesor alicantino se enfrenta a una petición de 22 años y medio de cárcel por supuestamente abusar de siete menores de edad en su domicilio. La Policía Nacional arrestó al hombre, que entonces tenía 39 años, tras hallar una gran cantidad de vídeos con los encuentros sexuales que protagonizó con los chicos. Lo que no imaginaban los investigadores era la dureza de las imágenes cuando analizaron el contenido de los discos duros, pues se podía ver al procesado manteniendo relaciones sadomasoquistas, caracterizadas por una violencia física sexual desmesurada y vejatoria con las víctimas, a las que pagaba a cambio entre 20 y 50 euros, según sostiene el Ministerio Público.

El reo contactaba con los menores a través de internet. La página 'milanuncios.com' era la plataforma en la que llegaba hasta los chiquillos, con los que primero intercambiaba mensajes y fotografías hasta que finalmente organizaba los encuentros. Las citas se venían realizando desde el año 2007, según recoge la investigación, y su arresto se produjo en noviembre de ese mismo año tras la denuncia de uno de los afectados.

Los agentes abortaron otro encuentro que estaba muy cerca de producirse. El menor y su padre acudieron a la Policía antes de acudir a la cita con el procesado. El Grupo de Delitos Tecnológicos de la Comisaría Provincial inició las pesquisas, que concluyeron con la detención del hombre, profesor de francés en la Escuela Oficial de Idiomas de Alicante. Los agentes también apresaron a su marido, aunque este último no se encuentra imputado en la causa.

Según sostuvo el chaval que acudió a comisaría, se había creado un perfil «de broma» en la web al que rápidamente le llegaron mensajes como el del sospechoso.

La Fiscalía reclama para el único encausado una elevada pena de prisión debido a que se le suman delitos de corrupción e inducción a la prostitución de menores, a lo que se suma la elaboración de material pornográfico con ellos, que además, según recoge el sumario de la causa, se produjeron de forma continuada durante al menos seis años.

En el registro del domicilio del procesado se hallaron cientos de correos electrónicos enviados y recibidos por él, un ordenador portátil, un teléfono móvil, tres memorias USB y una MicroSd, así como tres discos duros. Allí se encontraba la prueba del sadismo con el que se empleaba con los chicos, quienes aceptaban a cambio de pequeñas cantidades de dinero, así como zapatillas o ropa, tal y como sostiene la investigación.

Así es como se pudo averiguar que el hombre contactaba con los muchachos vía internet. Supuestamente era consciente de su minoría de edad, pero no pareció un impedimento para solicitarles imágenes. En las comunicaciones intervenidas se recogen fotografías de los menores y del reo con poca ropa. Una vez que se ganaba su confianza, organizaba los encuentros en su domicilio y mandaba un plano con la dirección a los chicos para que llegaran sin problemas.

Todos los dispositivos de almacenamiento intervenidos albergaban una gran cantidad de vídeos y fotografías de las relaciones sexuales mantenidas con los menores. Uno de los discos duros incautados es propiedad del marido del principal arrestado, también dedicado al mundo de la enseñanza, e igualmente detenido por un delito de tenencia de pornografía infantil.

Tres años de instrucción

La Audiencia Provincial enjuiciará la próxima semana al procesado por estos hechos después de alrededor de tres años de instrucción en los juzgados del Palacio de Justicia de la capital.