Las Provincias

Ciudadanos se suma al PP para tumbar el presupuesto del equipo de gobierno

Concejales de distintos grupos municipales, en la sesión plenaria de ayer.
Concejales de distintos grupos municipales, en la sesión plenaria de ayer. / J. A.
  • Las dos ediles de la formación naranja alegan que no se han tenido en consideración sus aportaciones y el concejal de Hacienda lo niega

El gobierno pentapartito sufrió ayer un serio revés en el primer escollo de consideración que tenía encima de la mesa, la aprobación inicial de los presupuestos para este año al que le restan escasos meses para su conclusión. Las cinco formaciones que comenzaron hace más de un año a gobernar el Consistorio con la abstención de las dos ediles de Ciudadanos no pudieron contar con el voto de estas para sacar adelante las cuentas, puesto que Pilar Gómez y Paqui Parra unieron los suyos a los once del grupo Popular pese a que en la comisión informativa se abstuvieron, con lo que Torrevieja seguirá como hasta ahora, con las cuentas prorrogadas y heredadas del PP.

Fue Gómez Magan en su primera intervención la que apuntó que el apoyo estaba en el aire pese a los intentos que hizo el edil de Hacienda, José Hurtado, en su exposición inicial de los detalles presupuestarios, de decir que se había tenido en consideración las aportaciones de la formación naranja. Pero la portavoz de C's indicó que no había sido así y precisó que «se posponen muchas de las propuestas que hemos presentado para que se incluyeran en este presupuesto pero que dejarán para el del año que viene».

Así, la representante de Ciudadanos dijo que una de sus intenciones fue que el IBI fuese objeto de una modificación a la baja, pero que esta no se contempla, a lo que Hurtado llegó a decir que se abordará de cara a las cuentas del 2017 pero no solo con la formación que les negó el apoyo, sino también con el Partido Popular. No fue esta la única cuestión que resaltó la portavoz del partido de Albert Rivera que tumbó el primer presupuesto de las cinco formaciones, puesto que también explicó que la disminución de tasas e impuestos ha seguido el mismo camino o que tampoco se vislumbra la reducción en cuanto a alquileres municipales ,ya que añadió que «sigo esperando una reunión para ver la redistribución del Museo de Semana Santa que no llega». Asimismo habló de que el informe de Intervención alerta de que la regla de gasto no se cumplirá en más de un millón de euros, o que las propias bases de ejecución presupuestaria no recogen otra de sus peticiones, como es que los grupos municipales presenten justificantes de todos sus gastos con facturas, «una medida que era fácil de incluir y tampoco está», argumentos que a los componentes del gobierno le parecieron excusas.

El pentapartito se queda así con el presupuesto en el congelador por muchos esfuerzos que hizo el edil de Hacienda en destacar sus cifras, entre las que citó las inversiones en más de diez millones de euros. Parte de ellos iban destinados a mejoras en el alumbrado pero con el grueso centrado en la renovación de maquinaria para la recogida de residuos y otras cantidades para seguir adelante con la idea estrella del grupo que preside José Manuel Dolón como es municipalizar la basura. El portavoz del PP, Eduardo Dolón, usó en varias ocasiones este argumento como reproche frente al recorte en otras áreas que su grupo ha desglosado durante toda la semana como las actuaciones en parques, cultura, entidades deportivas o el apartado de fiestas.