Las Provincias

Sede del Banco Sabadell en Alicante, en la avenida Óscar Esplá.
Sede del Banco Sabadell en Alicante, en la avenida Óscar Esplá. / LV

El Banco Sabadell mantendrá la dirección territorial de la zona este

  • El proceso de reestructuración a nivel nacional es para reducir costes y potenciar la red comercial, y no afectará a la plantilla ni habrá cierre de oficinas en la provincia de Alicante

Banco Sabadell ha emprendido un proceso de reestructuración a nivel nacional que, en el caso de la provincia de Alicante, supone la desaparición de la figura del director regional, al igual que ocurrirá en el caso de Murcia, cuyo ejecutivo en los últimos cuatro años, José Manuel Candela, regresa a su puesto original de Madrid.

También desaparecen los directores regionales de Valencia y Baleares. Habrá una dirección territorial comercial Alicante-Murcia y cuatro direcciones dentro de la provincia que estarán ubicadas en Alicante, Elche, Orihuela-Vega Baja y Alcoy-Vinalopó. La entidad informa de que su objetivo «es estar más cerca del cliente y reforzar la gestión puramente comercial». Recalca que el cambio de estructura no afectará a la plantilla y que no habrá cierre de oficinas en la provincia de Alicante.

Banco Sabadell mantiene la dirección territorial Este, que dirige Jaime Matas, que es el ejecutivo con más peso en las comunidades de Valencia, Murcia y Baleares. Dentro de esta dirección territorial Este se crean las direcciones territoriales comerciales de Alicante-Murcia y Valencia-Baleares con el fin de «reforzar la red y actividad puramente comercial».

La figura del director regional cambia y en vez de haber un solo representante a nivel provincial se crean diferentes direcciones regionales. En la provincia de Alicante habrá cuatro direcciones regionales, que estarán dirigidas por directivos alicantinos y que estarán en Alicante, Elche, Alcoy-Vinalopó y Orihuela-Vega Baja. La entidad explicó que busca una estructura más simple, responsabilidades mejor definidas y una optimización de la comunicación entre la red y el centro corporativo. Asimismo, la entidad que preside Josep Oliu asegura que habrá una reducción de costes de estructura.

También pretende dar mayor autonomía a las direcciones regionales en la toma de decisiones descentralizadas, donde cobra especial importancia la Dirección Comercial Territorial, que incorpora en su estructura dos figuras nuevas: la Dirección de Transformación, para impulsar el nuevo modelo de distribución y transformación digital de la entidad; y la Dirección Gestión Activa, a través de canales remotos a clientes. Las direcciones regionales del Banco Sabadell pasan de trece a cincuenta y seis; y desaparecen las direcciones de zona.

El banco subraya que no habrá ningún impacto en la plantilla. «Se trata de un cambio de modelo en la organización interna de la red en aras a mejorar 'Experiencias Cliente', que es una de las palancas del nuevo plan director para el periodo 2017-2019 que se está definiendo. No es un plan de bajas ni cierres de oficinas», concluye el banco que preside Josep Oliu y que se adjudicó la antigua Caja Mediterráneo por parte del Frob y el Banco de España tras su intervención. En esencia, es una «modificación de la figura de la dirección regional provincial».