Las Provincias

La Generalitat retirará el amianto de nueve colegios de Alicante

  • El alcalde ha destacado que se cumple así una "reivindicación histórica" de la ciudad, que ha sido "atendida personalmente" por el conseller Marzà

La Generalitat incluirá en los presupuestos autonómicos de 2017 una partida para la retirada del fibrocemento de nueve colegios de la ciudad de Alicante, tal y como solicitó por escrito el alcalde, Gabriel Echávarri, al conseller de Educación, Vicent Marzà, el pasado 3 de junio.

Así lo han anunciado en rueda de prensa el propio Echávarri y la concejal de Infraestructuras y Mantenimiento, Gloria Vara, después de que la directora general del área se lo confirmara.

El alcalde ha destacado que se cumple así una "reivindicación histórica" de la ciudad, que ha sido "atendida personalmente" por el conseller Marzà y que también fue aprobada por el pleno del ayuntamiento hace escasos meses.

Los nueve colegios en los que se actuará son el Azorín, Emilio Varela, Gloria Fuertes, Gabriel Miró, José Carlos Aguilera, Rabasa, San Nicolás de Bari, el Tossal y San Fernando, y el coste total aproximado es de 2 millones de euros.

"Cuando decimos que queremos que haya unos colegios públicos que compitan en igualdad de condiciones para que la libre elección de los padres sea realmente libre no son palabras vacías, sino que nuestras ideas o principios los plasmamos en el presupuesto, que es donde hay que plasmar las actuaciones", ha manifestado Echávarri.

En esta línea, ha informado de que el tripartito ha invertido en el mantenimiento de los colegios en 2016 un total de 830.000 euros, cifra que supera con creces los 350.000 de 2015, donde en Alicante gobernó el PP hasta mayo.

"El ayuntamiento está haciendo un gran esfuerzo, después de muchos años de abandonos de los colegios por parte del PP", ha agregado.

Por su parte, la concejal de Infraestructuras ha resaltado que está previsto que antes de final de año se lleven a cabo las actuaciones que permitan mejorar la eficiencia energética de los centros escolares, lo que permitirá al consistorio un ahorro de hasta el 50 por ciento en este capítulo.

También se han previsto actuaciones que mejoren la accesibilidad de los colegios, pues "son muy antiguos y durante 20 años se han realizado únicamente actuaciones correctoras y no preventivas", según Vara.

Preguntado por la época de Ciegsa y los presuntos sobrecostes de 1.000 millones de euros, Echávarri ha respondido que ésta es "posiblemente, la trama de corrupción más grave de la Comunitat Valenciana".

En su opinión, es "un dinero que se ha pagado para no construir nada", en referencia a los barracones en los que muchos niños y niñas tuvieron que estudiar.

"Cuando la voluntad no es construir centros sino buscar una excusa para lucrarse, se deterioran las infraestructuras y tampoco se renuevan", ha agregado.

Aunque se ha mostrado cauteloso, pues el caso aún está en los tribunales, sí ha incidido en que parece ser que la empresa pública conformada bajo el mandato del PP fue "una tapadera para que se lucraran algunos que pensaban en todo menos en la educación de nuestros hijos".

En cuanto al pliego de condiciones del servicio de limpieza y mantenimiento de colegios y dependencias municipales, el alcalde ha recordado que se va a subir el precio de licitación para garantizar más seguridad a los empleados y ha detallado que "se han incluido la mayor parte de las demandas" de los tres grupos que conforman el equipo de gobierno: PSPV-PSOE, Guanyar y Compromís.

"Es un contrato en el que todos nos encontramos cómodos partiendo de la base de que en nuestro ADN está recuperar lo público", pero una vez "asumida la imposibilidad legal" de hacerlo en este caso, ha manifestado.