Las Provincias

Una mujer carga con varias bolsas.
Una mujer carga con varias bolsas. / ARCHIVO

El crecimiento de la Comunitat, lastrado por el paro y la incertidumbre política

  • Según un informe de coyuntura de la CEV, el consumo de los hogares mantuvo su mejoría y la inversión privada acentuó su dinamismo, aunque la inversión pública entró en terreno contractivo

Un informe de coyuntura elaborado por la Confederación Empresarial Valenciana (CEV) indica que, en el segundo trimestre de 2016, el crecimiento de la economía de la Comunitat (en torno al 1 %) se ha visto lastrado por la elevada tasa del paro (un 21,3 %, según la EPA) y por los menores niveles de renta disponible.

El estudio de la patronal resalta también que la incertidumbre política "no está ayudando a fomentar la actividad económica ni a generar empleo. Muchas inversiones privadas están a la espera de que se despeje la incertidumbre sobre la continuidad de las reformas estructurales".

Según el estudio elaborado por técnicos de la patronal valenciana, en lo tres primeros meses de 2016 el consumo de los hogares mantuvo su mejoría y la inversión privada acentuó su dinamismo, aunque por contra la inversión pública entró en terreno contractivo.

Todas estas variables hacen que las expectativas sobre el consumo de los hogares y la inversión empresarial a corto plazo sean positivas, pero con una tendencia a la ralentización.

Aunque en términos generales los sectores productivos se mantuvieron en valores positivos, el primario y el de la construcción presentaron tasas trimestrales de crecimiento inferiores al periodo anterior (incluso negativas), pero por contra el sector servicios y el industrial avanzaron con mayor dinamismo.

En este periodo, la agricultura se ha visto seriamente afectada por la extrema sequía y el aumento de los costes, mientras que la industria manufacturera ha ralentizado su dinamismo (el mejor comportamiento corresponde a maquinaria de equipo, textil, azulejo y madera, y el negativo a cuero-calado y manufacturas diversas).

La construcción ha mostrado cierto dinamismo en la compra-venta de viviendas nuevas, al tiempo que las licitaciones de obra pública repuntaron en junio, lo que ha permitido un crecimiento del 7,8 % en el primer semestre de 2016.

El sector servicios sostuvo su actividad con tasas de crecimiento en torno al 5 %, con más dinamismo en las actividades profesionales, comunicaciones y hostelería.

Por su parte, el turismo ha batido récords durante el verano, aunque ha sido más positivo en el alojamiento que en la hostelería, según el informe.

Las exportaciones siguieron evolucionando favorablemente, gracias al esfuerzo realizado por las empresas para incrementar el valor de sus ventas al exterior y profundizar en sus procesos de internacionalización.

En el acumulado entre enero y junio, las exportaciones realizadas desde la Comunitat crecieron un 8,9 % y las importaciones un 5 %, lo que se ha traducido en una tasa de cobertura del 123,5 %.

Según el informe de coyuntura de la CEV, el Brexit tendrá a medio plazo repercusiones negativas tanto en el sector exterior de la Comunitat (el Reino Unido es el tercer comprador) como en el turístico (el británico es el principal mercado emisor de visitantes).

En el ámbito laboral, el paro descendió un 6,95 % durante el segundo trimestre, mientras que el número de desempleados se mantiene por encima del 20 % de la población activa (el 21,3 %, según la EPA).

El Índice de Precios al Consumo (IPC) ha moderado la senda negativa de 2016, con una inflación subyacente del 0,7 %, aunque las previsiones apuntan a que el año finalizará con una en torno al -0,3 %.

A corto plazo, el informe de coyuntura señala que la economía de la Comunitat Valenciana seguirá avanzando y consolidándose con un crecimiento cada vez más robusto, unas previsiones que no se pueden aplicar en su integridad al sector público, ya que sigue siendo "muy dependiente del déficit y la deuda".