Las Provincias

Les Corts aprueban reclamar su escaño a Rita Barberá

vídeo

Palco popular durante un momento del pleno de Les Corts. / Irene Marsilla | ATLAS

  • Los cinco grupos parlamentarios, incluido el PP, acuerdan por unanimidad solicitar a la exalcaldesa que renuncie al Senado

El pleno de Les Corts pidió ayer por unanimidad a la senadora territorial Rita Barberá que renuncie a su acta en la Cámara Alta «para salvaguardar la dignidad de la representación de los valencianos». Así se acordó en el debate de Política general de Les Corts Valencianes, donde se votó una propuesta sobre la exalcaldesa de Valencia que inicialmente iban a presentar el PSPV-PSOE y Compromís y que finalmente firmaron los cinco grupos parlamentarios, incluido el PP. En la votación han participado 95 de los 99 diputados.

El acuerdo de Les Corts llega un día después de que Barberá, quien ha sido diputada autonómica durante 32 años y que en julio del año pasado, tras perder la alcaldía de Valencia, fue designada senadora en representación de la Comunitat a propuesta del PP, anunciara su baja del partido, pero no de la Cámara Alta.

El president Ximo Puig defendió que Barberá «no puede ni debe seguir en el Senado, por el bien de la Comunitat» y que es «una representante ilegal, ilegítima», y no representa a la Cámara que la escogió. Barberá «no representa a los valencianos» y por eso debe irse del Senado, manifestó Puig, quien lamentó que la exalcaldesa no haya adoptado una decisión «decente y digna», y reclamó que el PPCV pida perdón por la financiación ilegal del partido.

En representación del PP explicó el voto la diputada María José Ferrer y no la portavoz, Isabel Bonig, quien por la mañana había considerado que una «trayectoria tan brillante» como la de Barberá merece una «salida digna» y por eso debería dejar el acta de senadora, lo que no supondría «en ningún caso un reconocimiento de culpabilidad sino retirarse a defender su honorabilidad».

Tras la votación, María José Ferrer manifestó que a la senadora Barberá la votaron «todos», resaltó la presunción de inocencia y censuró las diferentes varas de medir cuando a algunos, como los expresidentes andaluces Manuel Chaves y José Antonio Griñán, miembros del PSOE, «no se les exigió escaño hasta la apertura del juicio oral».

El portavoz socialista, Manuel Mata, anunció que propondrán una modificación legal para que «no vuelvan a pasar» casos como el de Barberá, a la que calificó como «la tránsfuga número uno del Senado», al considerar que es «imposible jurídicamente» revocar el nombramiento de la senadora territorial, según indicó.

El portavoz de Compromís, Fran Ferri, afirmó que no es partidario de establecer sistemas de revocación de actas de senadores o de diputados, al considerar que se trata de herramientas «peligrosas», pues permitirían a una mayoría imponer una revocación del acta de una persona a la que le pertenece.

El portavoz de Ciudadanos, Alexis Marí, apoyó que se retome la reforma de la ley, porque ante situaciones «vergonzosas y vergonzantes» hay que actuar.

La exalcaldesa Barberá ganará unos 2.300 euros más al mes cuando pase a formar parte del Grupo Mixto, como consecuencia del reparto proporcional de la asignación que da el Senado al grupo para su funcionamiento. Sumado a su sueldo normal, ingresará casi 7.000 euros.

Piden cambios legales

El portavoz del grupo socialista en las Corts Valencianes, Manolo Mata, abogó ayer por introducir una modificación en la ley del Senado para que el parlamento autonómico pueda revocar a los cargos designados, como los senadores territoriales. Mientras, el portavoz de Compromís, Fran Ferri, se mostró en contra. Considera que sería una herramienta «muy peligrosa» al poder aplicarse en momentos de mayorías absolutas «para apartar a diputados que ejercen oposición».

Ambos se pronunciaron en estos términos después de que Barberá anunciase que dejará el PP pero no su acta en la Cámara Alta. En los pasillos de Les Corts, Mata aseguró que es «imposible jurídicamente» revocar el nombramiento de la exalcaldesa de Valencia como senadora territorial. No obstante, indicó que se podría introducir una modificación en la ley del Senado «para que esto no vuelva a suceder» en unos términos que van «a estudiar muy bien». Se preguntó «qué pasa cuando alguien que ha sido propuesto y designado por un grupo político pasa a ser un tránsfuga».

El portavoz de la coalición Compromís en el parlamento valenciano, Fran Ferri, mostró el rechazo de su formación a una posible modificación de la ley del Senado para que pueda darse la revocación, ya que este tipo de herramientas, dijo, son «muy peligrosas». Teme que «se pueden aplicar en momentos de mayorías absolutas para apartar a diputados que ejercen de oposición».