Las Provincias

La unidad de Policía de Playas logra reducir las denuncias

El concejal de Seguridad, Fernando Marcos, consideró «muy bueno» el balance del dispositivo especial de los 24 agentes de la Policía Local de Alicante contratados este verano para vigilar las playas de la ciudad, puesto que se han triplicado las actuaciones respecto al año pasado, con un total de 1.541 realizadas este verano, y se han reducido las denuncias. De 17 diarias en años anteriores a dos, según explicaron fuentes municipales.

Marcos insistió en que este aumento no se ha debido a un mayor número de infracciones, sino al «efecto disuasorio» del operativo, que «ha detectado más infracciones». En este sentido, añadió que la mayoría de las actuaciones se han producido en los primeros días del operativo.

De este modo, la «sensación de seguridad» ha sido «muy importante», tal como también les han trasladado los comerciantes y usuarios de las playas. Puso como ejemplo que las actuaciones contra la venta ambulante tanto de productos perecederos como de otros se ha duplicado con 245 actas en total.

Asimismo, en cuanto a actividades peligrosas para los bañistas, como pescar en zonas de baño, se han multiplicado por 20. A ello, añadió que los hurtos en la playa de El Postiguet «prácticamente han desaparecido», como han corroborado las opiniones vertidas por los turistas en las oficinas municipales, añadió Montesinos.

Por ello, debido a estos resultados, la idea es continuar con este dispositivo los próximos años y «por más tiempo», porque este verano tuvieron que comenzar en julio y quiere que en los ejercicios siguientes empiece a principios de junio.

Por otra parte, Marcos espera que antes de final de año esté lista la segunda fase de la reestructuración policial que están acometiendo, que contempla la división de la ciudad en cuatro distritos físicos con el objetivo de mejorar la «proximidad a la ciudadanía» y contar con más agentes «en la calle». En una primera fase han conseguido un «ahorro» con el que han podido crear este operativo sin necesidad de desmontar el de barrios.