Francisco Camps.
Francisco Camps. / EFE

Camps desmiente su implicación y anuncia que se querellará: «Ni contratos, ni favores, ni cajas B, ni financiación irregular»

  • El expresidente de la Generalitat Valenciana emite un comunicado y se desvincula del caso Taula, como ya hizo hace unos meses

El expresidente de la Generalitat Valenciana Francisco Camps ha desmentido "rotundamente" su implicación en el caso Imelsa y ha amenazado con querellarse contra quien le implique "directa o indirectamente, quien calumnie o injurie y quien manche incluso levemente" su honor.

Así se ha manifestado el exjefe del Consell en un comunicado difundido tras el levantamiento del secreto del sumario de la pieza principal del caso Imelsa y conocerse que el exgerente de esa empresa Marcos Benavent implica a Francisco Camps, a los exvicepresidentes del Consell Víctor Campos y Gerardo Camps y al expresidente de la corporación provincial Alfonso Rus en el cobro y reparto de comisiones ilegales que provenía de adjudicación de colegios.

Al respecto, Camps asevera: "Desmiento rotundamente la información que me implica en el caso llamado Taula. Me ratifico en la rueda de prensa que di el pasado enero sobre esta cuestión".

Ni contratos, ni favores, ni cajas B, ni financiación irregular, ni cobros, ni conexión con la sede nacional del PP. Ni conversaciones de ningún tipo con los implicados en este asunto que desconozco absolutamente", sentencia.

Asimismo, Camps avanza que va a pedir deducción de testimonio para querellarse contra quien me implique directa o indirectamente, quien calumnie o injurie y quien manche "incluso levemente" su honor.