Las Provincias

Primera fase de las obras el año pasado.
Primera fase de las obras el año pasado. / A.D

Última fase de las obras del Observatorio de Medio Ambiente ya licitada

  • Los trabajos que faltan corresponden principalmente a la parcelización y al acondicionamiento y mobiliario del edificio, y cuentan con un presupuesto estimado de 146.000 euros

La última fase de las obras del Observatorio de Medio Ambiente están ya licitadas y deben estar listas antes de final de año, ya que corresponden a inversiones sostenibles del presente ejercicio, ha informado el concejal responsable del área, Víctor Domínguez.

Domínguez, en declaraciones a Europa Press, ha indicado que estos trabajos que faltan -de ejecución municipal- corresponden principalmente a la parcelización y al acondicionamiento y mobiliario del edificio y que cuentan con un presupuesto estimado de 146.000 euros.

Así, espera poder inaugurar la infraestructura en enero de 2017, aunque ha señalado que ya no se "atreve" a poner fecha. De hecho, tras cinco años de múltiples retrasos, este proyecto debía ser certificado antes de terminar el pasado año, lo que se hizo a últimos de diciembre al 91 por ciento, para que el consistorio pudiera obtener la subvención de los Fondos Europeos Feder. La mercantil Sarco fue la adjudicataria final, con una oferta de 567.111,15 euros. De esta manera, esperaban que estuviera listo antes de este verano.

Insatisfechos

Pero nuevamente ha habido problemas, ya que como ha explicado el concejal, la parte del proyecto que quedó fuera del plazo marcado por la Unión Europea y que incluía trabajos como el ajardinamiento de la cubierta o la finalización del salón de actos se ha entregado, pero el Ayuntamiento "no está satisfecho" con la recepción porque hay "cuestiones técnicas sin acabar". Por ello, ha apuntado que se deducirá de la certificación y ha añadido que valorarán una posible sanción a la constructora.

El Observatorio de Medio Ambiente, ubicado en la Vía Parque, ocupa una parcela de 7.000 metros cuadrados. En ella se ubicará un complejo de 1.000 metros cuadrados, en donde se integrarán un salón de actos con capacidad para 200 personas, una biblioteca, un archivo, una sala de exposiciones, una área didáctica y la zona administrativa y de gestión.

Entre las actividades pensadas para que albergue esta infraestructura, Domínguez ha mencionado exposiciones permanentes y temporales, charlas o jornadas, además de ofrecer su uso a distintas asociaciones con fines medioambientales.