Ripoll y Pastor bajan por las escalinatas del Palacio Provincial, en un aimagen de archivo.
Ripoll y Pastor bajan por las escalinatas del Palacio Provincial, en un aimagen de archivo. / LV

EU presidirá la comisión de investigación sobre Ripoll y Pastor

  • Esta designación ha salido adelante debido a que el voto de los cinco representantes no ha sido ponderado en virtud a sus escaños sino que todos valían lo mismo

El PSPV-PSOE, Compromís y EU han acordado, con el voto en contra del PP y del no adscrito Fernando Sepulcre (ex de C's), que la portavoz de ésta última, Raquel Pérez, presida la comisión de investigación que fiscalizará la gestión de las etapas de los populares José Joaquín Ripoll y Luisa Pastor.

Esta designación se ha producido en la jornada de la constitución de la citada comisión y ha salido adelante debido a que el voto de los cinco representantes no ha sido ponderado en virtud a sus escaños sino que todos valían lo mismo, por lo que el resultado ha sido tres contra dos.

Así lo han relatado a los periodistas a las puertas de la Diputación los portavoces de estos tres partidos de la oposición, el socialista José Chulvi, Gerard Fullana (Compromís) y Raquel Pérez (EU), tras una hora de reunión, que ha quedado interrumpida porque había pleno ordinario.

El acuerdo "de consenso" en la oposición para que la única diputada provincial de EU presida la comisión de investigación ha sido elevado al presidente de la Diputación, el popular César Sánchez, con la intención de que éste dé luz verde.

Los portavoces de la oposición han advertido, no obstante, de que Sánchez tendría potestad para, mediante un decreto, tumbar el acuerdo e imponer otra presidencia (su propuesta era el popular Eduardo Dolón), lo que podría provocar que la oposición abandonara la comisión, según han avanzado.

Además, PSPV-PSOE, Compromís y EU han pedido que el exdiputado provincial de C's y actualmente no adscrito, Fernando Sepulcre, no pueda participar en la comisión de investigación por considerarlo un "tránsfuga" y, en este sentido, han pedido un informe jurídico a la Secretaría de la institución para que aclare la situación.

El socialista Chulvi ha señalado que "nadie entendería que un tránsfuga formara parte de una comisión de investigación" ni tampoco que una persona del PP presida este órgano que tiene como propósito investigar a ese mismo partido durante doce años.

"Es interesante que la presida la diputada de EU porque demuestra la salud democrática y arrojará luz", ha opinado Chulvi.

Por su parte, Gerard Fullana (Compromís) ha defendido que Pérez presida la comisión por "sentido común" y porque "no puede hacerlo el mismo partido al que se investiga" ya que este órgano se convertiría en una "comisión de desinformación".

Además, ha lamentado que el PP haya "amenazado" con la posibilidad de que Sánchez imponga la presidencia mediante un decreto, lo cual vería "escandaloso", al tiempo que ha añadido que el ex de C's, Sepulcre, ha vuelto a demostrar hoy que "está con el Gobierno sí o sí" al votar lo mismo que los populares.

La recién elegida presidenta, Raquel Pérez, ha defendido su designación bajo la premisa de que "es imposible que el PP se autoinvestigue" porque sería "un teatro cómico para ser cómplice de las políticas clientelares" de los últimos 12 años.

Ha reiterado que si la presidencia fuera para el PP los partidos de la oposición "se levantarían" de la mesa, y ha defendido que se visibilice la pluralidad de los grupos que forman parte de la Diputación.

También ha acusado al PP de apoyarse en "un traidor y tránsfuga" de Ciudadanos y ha confiado en que el trabajo de la comisión ayude a dejar atrás las épocas de gestión "opacas" de los populares.

Asimismo, los tres portavoces han lamentado que el pleno ordinario de septiembre comenzara poco después del mediodía pese a que, en ese momento, ellos atendían a los periodistas ("es una falta de respeto") y han recordado que en otras sesiones plenarias ha habido que aguardar a la llegada de diputados del PP y todos lo han aceptado "sin decir nada".

Tras constituirse y elegir a la presidenta, la reunión ha quedado aplazada a después del pleno ordinario.

El punto que quedaba pendiente era discutir un plan de trabajo, que la oposición quiere centrar en los cuatro grandes bloques que coinciden con las competencias propias de las instituciones provinciales.

Son el capítulo de Personal, con especial atención en la contratación de trabajadores eventuales y adscritos a los partidos políticos; el de Contratación, centrado en la adjudicación de obras, servicios y suministros; las Subvenciones, con una mirada en las concesiones y elaboración de bases; y los Recursos Económicos de los Diputados, concretamente en las retribuciones por asistencias a plenos, comisiones, a entidades dependientes o similares y también por las dietas, transporte, viajes y protocolos, entre otros.