Las Provincias

La parálisis de la Fundación CAM retrasa la programación del Aula de Cultura

Actividades de teatro de la Fundación CAM, en imagen de archivo. :: alfonso durán
Actividades de teatro de la Fundación CAM, en imagen de archivo. :: alfonso durán
  • El nuevo presidente de la entidad espera a poder reunir al Patronato para pulir el contrato con la empresa Horizonte Musical, que ya produjo la temporada primaveral

Tras dos etapas en la que la programación de artes escénicas había vuelto buscando la normalidad y la continuidad al Aula de Cultura de la Fundación Caja Mediterráneo, de nuevo los cambios en su organigrama han abocado de nuevo a una negociación y al retraso, al menos por unos meses más, de un nuevo programa cultural en el escenario alicantino.

Fue el pasado 27 de julio cuando Luis Boyer Cantó fue elegido por unanimidad nuevo presidente de la fundación, relevando en el cargo a Matías Pérez Such, que abandonó la entidad por desencuentros con algunos de los representantes del patronato. Desde entonces, el presidente entrante está más centrado en las cuestiones judiciales que presionan a la fundación (uno de los temas todavía pendientes desde la conversión a fundación desde la Obra Social de la extinta CAM) que en preservar la continuidad del programa escénico, un puntal clave de cara a que la entidad pueda recuperar la imagen perdida ante el público alicantino.

Y todo, además, contando con el apoyo de la promotora que se encarga de elaborar el programa de teatro y danza, Horizonte Musical, que según fuentes consultadas, está dispuesta a seguir apostando por llenar el escenario con actuaciones pese a que la primera experiencia, que abarcó desde el pasado abril hasta verano, ha resultado deficitaria. Desde la promotora, según las mismas fuentes, piensan que con tiempo y el trabajo acompañado de una buena difusión el Aula de Cultura puede volver a llenarse de alicantinos cada semana y, para ello, ya tienen prevista una lista de actuaciones posibles sin las confirmaciones de los artistas hasta tener una respuesta desde la Fundación Caja Mediterráneo.

No obstante, parece que pese al retraso ambas partes pretenden llegar a un acuerdo para seguir con la programación de artes escénicas en el escenario alicantino, aunque desde la Fundación Caja Mediterráneo, según fuentes cercanas a la entidad, quieren revisar el acuerdo y pulir algunos flecos respecto a la manera de funcionar en el programa primaveral, el primero con Horizonte Musical.

Pero no todo es debido a la parálisis que ha provocado el cambio de presidente en la fundación. Según las mismas fuentes, el presidente de la entidad, Luis Boyer, trabaja duro desde su llegada aunque entre sus prioridades no está el programa de artes escénicas. Su trabajo desde finales de julio se ha visto retrasado por las vacaciones de patronos y empleados de la fundación hasta el punto que se ha tenido que retrasar la reunión del Patronato hasta finales de septiembre ante la imposibilidad de reunir a todos los patronos y votar las cuestiones más inminentes, como la elección del director gerente, que tiene que ser propuesto por el presidente y aprobado por el Patronato.

Hasta el momento, entre la fundación y Horizonte Musical ha habido alguna conversación, pero no todavía las reuniones necesarias para pulir los flecos que pretende incorporar en el contrato la Fundación Caja Mediterráneo. Aunque, presumiblemente, estos flecos son salvables, de nuevo la programación de artes escénicas vive en un paréntesis a la espera de decisiones desde la dirección.

Cabe recordar que, en el caso de que las negociaciones no fructificasen, Horizonte Musical sería la segunda promotora que abandona la programación en el Aula de Cultura para la Fundación Caja Mediterráneo tras Butaca de Patio, una empresa con sede en Madrid pero dirigida por los alicantinos Juanjo Llorens y José Ángel García, que tras la temporada entre octubre de 2015 y enero de 2016 decidió rescindir el contrato por las pérdidas que le suponía.