Bonig ve decepcionante el discurso de Puig y cree que al Consell «le falta trabajo y le sobra radicalidad»

  • Asegura a los miembros del Ejecutivo: "Ustedes prefieren ser catalanes de segunda a valencianos de primera"

La portavoz del grupo popular en las Corts, Isabel Bonig, ha calificado de "decepcionante" y propio de "un expresidente" el discurso del presidente de la Generalitat, Ximo Puig, en el Debate de Política General, al tiempo que le ha acusado de ser "un mal presidente" y de liderar un Consell al que le falta "trabajo, visión, esfuerzo y convicción y le sobra radicalidad".

Así se ha pronunciado Bonig en su intervención, en la que ha criticado que Puig haya descrito "un mundo feliz" en un discurso "triunfalista, alejado de los verdaderos problemas de los valencianos", en el que ha "perdido la oportunidad" de hablar de los retos de los valencianos, y se ha preguntado "si las cosas van tan bien ¿por qué 250.000 valencianos han salido a la calle a protestar contra sus políticas?" o la razón por la cual los partidos que sustentan al Consell se han "desangrado" en las urnas perdiendo 190.000 votos.

La 'popular' ha calificado a Puig de "mal presidente" porque gobierna "con el peor resultado de la historia de su partido" y esto "le hace rehén de populistas, demagogos, sectarios y radicales" y le obliga a dedicar más tiempo a hacer de "funambulista para mantener el equilibrio interno que a hacer de presidente".

Ha lamentado que el gobierno que dirige Puig "a ratitos, cuando la señora vicepresidenta le deja" es "profundamente sectario" y "ha llevado a dogma de fe el Pacto del Titanic", un acuerdo que, a su juicio, "es papel mojado, se hunde". "Cambiaron sus convicciones, ideales y principios por coche oficial", le ha afeado.

Bonig ha considerado "una broma" que el 'president' hable de regeneración cuando "lo único que no ha cambiado en la Comunitat Valenciana desde 1995 es que usted sigue subido en el coche oficial" y ha criticado la "demagogia" y la "verborrea" del Consell, que ha hecho "del caos y enchufismo su seña de identidad".

El Botànic, «un bluf»

"No pueden cumplir con lo que prometieron y si no que se lo pregunten a los extrabajadores de RTVV, a los que engañaron, han utilizado la administración y su gobierno para perpetuar en cargos públicos a una generación, la suya, que lleva 30 años viviendo de cargos públicos", ha agregado.

La 'síndica' del PP ha criticado la actuación del Gobierno valenciano en los cinco ejes del Acord del Botànic, ha censurado especialmente la "batalla contra la libertad educativa", el número de altos cargos y ha asegurado que el pacto es "un bluf" en materias como desahucios, la Renta Garantizada de Ciudadanía, horarios comerciales o turismo.

Precisamente en relación al nuevo modelo productivo, ha indicado que la expectación era "inmensa" porque parecía que la Comunitat se iba a "convertir en Sillicon Valley" pero han hecho "un ridículo espantoso".

También ha criticado la intención de crear una banca pública valenciana "a la venezolana", ha recordado que el banco público catalán está "parado porque es ilegal" y ha asegurado que tanto esta cuestión como la política educativa denotan "su hoja de ruta separatista". "Prefieren ser catalanes de segunda a valencianos de primera", ha reprochado a los miembros del Consell.

Subida de impuestos

Asimismo, ha destacado que ahora el Consell hable de un problema de ingresos y no de gastos en la Comunitat cuando en 2009 "aplaudieron y celebraron" el modelo de financiación aprobado durante un Gobierno del PSOE y ha avanzado que lo que Puig va a hacer y no ha explicado en las Corts es "un expolio, una subida masiva de impuestos" cuyo impacto ha cifrado en 1.140 millones de euros.

Ha detallado que prevé el incremento del impuesto sobre sucesiones (con 321 millones más), del IRPF (254 millones), Patrimonio (6 millones), Transmisiones Patrimoniales (265 millones), sobre hidrocarburos (4 millones) y tasas por 260 millones. Una subida "para todos los valencianos, no para los ricos", ha incidido, todo ello para "tapar su caos, los asesores, para contratar a sus amigos".

A su juicio, aunque el Consell dijo que llegaba para "escuchar la voz del pueblo" se ha convertido en "el problema de los valencianos". "Llegaron para cambiar las cosas, le dijeron al pueblo valenciano que iban a cambiar las cosas y 420 días después los valencianos saben que tienen un gobierno moroso, que miente, que no paga residencias ni dependientes, que está lamentándose continuamente, que enfrenta", ha aseverado Bonig, que ha advertido a Puig: "Está usted cada vez más cerca de ser el próximo vocal del Consell Jurídic Consultiu".