Las Provincias

Anticorrupción pide 12 años de cárcel para el exdueño del Sidi por tres delitos fiscales

  • Acusan a Manfred Stier, empresario alemán afincado en Alicante, de defraudar 4,7 millones de euros a la Hacienda Pública española entre los años 2006 y 2008

La Fiscalía Anticorrupción presentó ayer en la Audiencia Nacional un escrito de acusación contra el antiguo propietario del Grupo hotelero Sidi, Manfred Stier, en el que le acusa de tres delitos fiscales por evadir ante Hacienda fondos ocultos en Liechtenstein y pide 12 años de cárcel para él.

Anticorrupción considera que con su actuación llegó a defraudar a la Hacienda Pública española algo más de 4.700.000 euros entre 2006 y 2008, por lo que considera que Manfred Stier cometió tres delitos fiscales, por cada uno de los cuales pide penas de prisión de cuatro años y multas. La Fiscalía pide además que restituya a la Hacienda Pública española el dinero defraudado.

La querella nace de una de las piezas separadas del procedimiento denominado Liechtenstein Global Trust, que se instruye en el Juzgado Central 1 de la Audiencia Nacional.

Se trata de la pieza referente al empresario alemán afincado en Alicante y con domicilio fiscal en España Manfred Stier, propietario hasta 2008 del grupo hotelero Sidi, formado por las empresas Sidi hoteles, Sidi Española y Sidi Valencia, que gestionaban los Hoteles Sidi Saler Palace de Valencia y Sidi San Juan de Alicante.

El escrito de acusación presentado ante el Juzgado Central de Instrucción número 1 aprecia que el empresario Manfred Stier utilizó fundaciones con sede en el Principado de Liechtenstein para ocultar su patrimonio y eludir sus obligaciones fiscales. Con este fin se crearon las fundaciones Inva Stiftung, Hova Stiftung y Adavanced Hotel Development Anstalt, con sede en Vaduz (Liechtenstein), y la sociedad pantalla Scopex Limited, radicada en el Reino Unido.

En 2008 la Fiscalía Especial contra la Corrupción y la Criminalidad Organizada recibió, a través de la Oficina Nacional de Investigación del Fraude (ONIF), la información y documentación remitida por la autoridad fiscal del Reino Unido sobre contribuyentes españoles que figuraban como titulares de depósitos en la entidad bancaria Liechtenstein Global Trust para ocultar su patrimonio y eludir sus obligaciones fiscales.

Entonces formuló denuncia contra más de cuarenta contribuyentes, lo que dio lugar a la instrucción del procedimiento denominado Liechtenstein Global Trust, tramitado en el Juzgado Central de Instrucción número 1 de la Audiencia Nacional como diligencias previas.