Las Provincias

Fernando Gómez, Joaquín Gómez, Alfonso Gálvez, Alfonso Botía y Manuel Martínez, ayer.
Fernando Gómez, Joaquín Gómez, Alfonso Gálvez, Alfonso Botía y Manuel Martínez, ayer. / Vicente Vicéns / AGM

Los regantes meten más presión a la ministra con una protesta en Madrid

  • La Mesa del Agua espera un amplio apoyo social a una manifestación convocada para el día 13 de octubre, supeditada a que el Gobierno reaccione

Las asociaciones que integran la Mesa del Agua han dado otra vuelta de tuerca a sus reivindicaciones y ayer decidieron convocar una manifestación en Madrid para el día 13 de octubre. Le han metido más presión a la ministra en funciones, Isabel García Tejerina, debido a la falta de soluciones para disponer de caudales. El ultimátum se ha cumplido y los regantes, asociaciones agrarias, sindicatos, cooperativistas, patronal y exportadores tomaron la vía de las movilizaciones, como advirtieron días atrás.

Esta protesta, sin embargo, está supeditada a que el Ministerio de Agricultura atienda con rapidez las demandas de recursos hídricos para completar este mes y afrontar el otoño. Quedará desconvocada los próximos días si el Ministerio mueve ficha y si la Mesa del Agua considera que la respuesta que esperan es suficiente. Entres estas se encuentran tres operaciones de compra de agua, la apertura de pozos de sequía, y una mayor aportación de las plantas desaladoras, aunque están limitadas por su ritmo de producción.

Discrepancias sobre la fecha

La manifestación del próximo día 13 fue decidida por unanimidad entre los miembros de la Mesa del Agua reunidos durante tres horas en la sede de la patronal Croem , bajo la presidencia de Juan Marín, vicepresidente de la federación empresarial y presidente de Proexport. José María Albarracín no asistió porque tenía compromisos que atender en su empresa, apuntaron. Hubo no obstante discrepancias sobre la fecha de la protesta, según ha podido saber 'La Verdad'. El próximo jueves, una comisión coordinada por el Sindicato Central de Regantes (Scrats) estudiará si la situación «está madura» para seguir adelante con la movilización, o en caso contrario para frenarla y apurar las negociaciones.

Esta disyuntiva se resolverá si la reunión solicitada a la ministra se celebra esta semana con el presidente murciano, Pedro Antonio Sánchez, y con los dirigentes de Croem y del Scrats, José María Albarracín y José Antonio Andújar. Este encuentro aún no ha tenido lugar porque el Ministerio sigue estudiando las medidas, en especial la compraventa de caudales, que es lo que más urge al Scrats. También se está tramitando la prórroga del decreto de sequía, pendiente del informe del Consejo de Estado.

Juan Marín, acompañado por el vicepresidente del Scrats, José Antonio Andújar, manifestó que la comisión de trabajo decidirá el lugar de la protesta, probablemente ante las puertas del Ministerio, y los medios necesarios para llevarla a cabo. Se convocarán a las 79 comunidades de regantes del trasvase, así como a otros colectivos, para que participen. Esperan que se desplace al Madrid el mayor número de personas, por lo que harán un llamamiento a la sociedad una vez que se tome la decisión definitiva.

Hace unas semanas los regantes avisaron de que habría manifestaciones «contundentes y no pacíficas». «No será ir con una pancarta, sino cortar el oleoducto o la autovía o parar el puerto de Cartagena», dijo Manuel Martínez, tesorero del Sindicato de Regantes.