Las Provincias

Huelga de estudiantes contra las reválidas el 26 de octubre

  • La portavoz estudiantil reprochó al Gobierno que haya aprobado «a escondidas» el decreto de implantación de estas evaluaciones durante el verano

El Sindicato de Estudiantes ha propuesto la fecha del 26 de octubre para secundar una huelga en todos los niveles educativos contra las «reválidas franquistas» que tienen previsto aplicarse este curso en la ESO y Bachillerato. Lo anunció la secretaria general del sindicato, Ana García, tras concentrarse frente a la sede del Ministerio de Educación con un grupo de estudiantes que vestían las camisetas verdes 'En defensa de la Educación Pública' y portaban carteles con el mensaje 'No a las reválidas franquistas'. La portavoz estudiantil reprochó al Gobierno que haya aprobado «a escondidas» el decreto de implantación de estas evaluaciones durante el verano, cuando «las aulas estaban vacías, porque tiene miedo».

Según explicó, la movilización es la respuesta «al peor ataque al derecho a estudiar de la historia de la democracia», que ha significado la implantación de la Lomce.

El sindicato ha hecho esta propuesta de fecha a la Plataforma Estatal por la Escuela Pública (que agrupa a sindicatos, padres y alumnos), que prepara nuevas movilizaciones contra estas evaluaciones que se implantan este curso, aunque mostró la posibilidad de cambiar ese día para conseguir que la protesta sea conjunta de todo el sector educativo.

«El curso no puede empezar con normalidad, debe empezar con una gran movilización con una huelga general de toda la comunidad educativa, que sea una huelga que deje claro que ni los profesores, ni los padres, ni a alumnos, vamos a dejar que nos devuelvan a los años cincuenta, dejando en la cuneta a jóvenes que no puedan estudiar» por falta de recursos.

Según la responsable del Sindicato de Estudiantes, en la plataforma hay «una sintonía de todas las organizaciones en torno a un no rotundo a las revalidas», por lo que esperan ese apoyo. «Espero que ese día vaciemos las aulas al completo», dijo García, porque «la situación de los estudiantes es urgente y no hay ninguna razón para no hacer la huelga». Insistió en que esas evaluaciones «son las reválidas que tuvieron que hacer nuestros padres y que fueron un grillete para acceder a estudios superiores». Ahora «no es la selectividad, como se dice, sino peor, son tres selectividades que cierran las puertas a la educación superior».