Las Provincias

Una fábrica de Ibi vende a Francia piezas para coches de lujo

  • La pieza que suministra Faperín, que espera cerrar 2016 con una facturación de 3 millones de euros, se integra en la suspensión del vehículo

Una empresa especializada en plásticos con sede en Ibi exportará a Francia una de sus piezas para que un fabricante de coches de alta gama la incorpore a su proceso de producción, concretamente al sistema de suspensión.

Según un comunicado del Cluster de Automoción de la Comunitat Valenciana (AVIA), este contrato cerrado entre la empresa ibense Faperín y la marca de coches gala no es muy cuantioso aunque otorga prestigio internacional.

No se aportan más datos sobre la marca del coche de lujo por la confidencialidad del contrato aunque se indica que ese tipo de utilitario ha sido conducido desde hace décadas por "un conocido espía al servicio de Su Majestad", en referencia al agente de ficción cinematográfico 007.

"No es importante en cuanto a unidades fabricadas -serán entre 5.000 y 10.000 al año- pero es importante porque nos posiciona ante proveedores internacionales como una empresa que sabe hacer las cosas bien", según el director general de la empresa alicantina, Alfredo M. Antolí.

La pieza que suministra Faperín, que espera cerrar 2016 con una facturación de 3 millones de euros, se integra en la suspensión del vehículo para proteger otra pieza de aluminio.

Como otras firmas asentadas en el conocido como 'valle del juguete', Faperin se inició con la inyección de plástico para el sector juguetero pero tras la entrada de la competencia asiática, la empresa reorientó su producción hacia el sector del automóvil a partir de la década de 1990.

Desde entonces, ha desarrollado piezas plásticas para multinacionales como Faurecia Exteriores, SRG Global, Gestamp o Dr Franz Schneider, entre otros.

Faperin colabora con varios institutos tecnológicos en toda Europa y están en el consejo rector del Instituto Tecnológico del Plástico (AIMPLAS), además de ser socio del del Juguete (AIJU).