Las Provincias

Sierra de la Granadella después del incendio forestal.
Sierra de la Granadella después del incendio forestal. / A.D.

La reforestación de la Marina no comenzará hasta dentro de un año

  • Puig se reunirá con los alcaldes de los tres municipios afectados para informarles de las ayudas para paliar los daños

La reforestación en los parajes quemados de Xàbia, Benitatxell y Bolulla no comenzará hasta dentro de un año y medio aproximadamente, según las primeras previsiones de los técnicos de la Conselleria de Agricultura. «Antes de repoblar hay que retirar los árboles quemados, estabilizar el terreno y valorar los riesgos de plagas», afirma el alcalde de Xàbia, José Chulvi, que hoy se reunirá con los portavoces municipales en el ayuntamiento para valorar los graves daños ecológicos.

Mientras los bomberos y las brigadas forestales siguen trabajando en la extinción de los dos fuegos declarados hace ocho días en la comarca de la Marina, la directora general de Prevención de Incendios Forestales, Delia Álvarez Alonso, realizaba gestiones para celebrar con prontitud la primera reunión de la mesa de concertación, una comisión creada por la Generalitat para que expertos, ayuntamientos y sociedad civil -asociaciones de agricultores o de cazadores- propongan y estudien planes para la prevención y regeneración del monte quemado.

Antes de que los expertos y afectados analicen la reforestación, el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, y la consellera de Agricultura, Elena Cebrián, se reunirán con los alcaldes de Xàbia, Benitatxell y Bolulla para informarles sobre el decreto de ayudas del Consell para paliar los daños producidos por los incendios forestales.

También disertarán sobre los criterios que seguirán para la regeneración de las zonas quemadas. «Queremos poner en marcha un plan de recuperación lo antes posible con un calendario de actuaciones, pero consensuado entre los técnicos de la Conselleria, los expertos del Centro de Estudios Ambientales del Mediterráneo y todos los representados en la mesa de concertación», explica Álvarez. Evitar erosionar aún más el suelo forestal calcinado en Xàbia, Benitatxell y Bolulla será la primera de las tareas.