Moragues lamenta las formas de Puig al anunciar una Policía para incendios

  • El delegado del Gobierno piensa que no es "la mejor forma", el hecho de conocer la intención de la Generalitat en un desayuno informativo organizado por la Cadena SER

El delegado del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Juan Carlos Moragues, ha lamentado que a su juicio no se hayan seguido las formas en el anuncio del president Ximo Puig de la próxima creación de un grupo específico de la Policía autonómica para incendios forestales, hecho hoy en un desayuno informativo.

Para Moragues no es "la mejor forma" de que haya buenas relaciones institucionales de "lealtad, colaboración y coordinación" el hecho de conocer la intención de la Generalitat en un desayuno de un medio de comunicación, en referencia a un desayuno de trabajo organizado por la Cadena SER.

Respecto a la investigación de incendios, ha señalado que es el Gobierno central el que tiene la competencia en materia de seguridad ciudadana, y en concreto la Guardia Civil tiene las competencias en la investigación de incendios.

El delegado ha indicado que la Comunitat Valenciana tiene competencias en materia de gestión forestal y prevención de incendios, y en extinción, donde dispone de la colaboración de la UME, la Guardia Civil y los medios aéreos del Ministerio de Agricultura y Medio Ambiente.

También en reforestación de las zonas quemadas, una tarea, según ha dicho Moragues, donde la Comunitat tiene "todo" el reconocimiento y "ayuda" por parte del Ejecutivo central.

En materia de seguridad ciudadana o aquellos delitos tipificados en el Código Penal, corresponde a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, y en el caso de la investigación de los incendios forestales, al SEPRONA, según el delegado.

No obstante, Moragues ha manifestado que cualquier colaboración y ayuda será "bien recibida" y en este sentido lo que tienen que hacer todas las administraciones públicas es trabajar "en consonancia y colaboración".

Sobre las causas de los incendios forestales, ha señalado que los responsables políticos deben tener prudencia y tranquilidad, y "en ningún caso" se debe introducir "presión a la investigación" porque se trata de casos complicados en los que hay muchos testigos y vecinos y es difícil el análisis de la zona.

Según Moragues, el 95 % de los incendios forestales está causado por el hombre, ya sea intencionado por un pirómano, imprudencia o derivado de una negligencia, como las quemas agrícolas o una colilla.