Las Provincias

LA GASTROTECA DE FÉLIX

Calidad en cada rincón

Que coincida local de moda y buena cocina suele ser complicado. La masificación y el postureo, en muchas ocasiones, van en detrimento del buen trabajo en la cocina o en la sala. A esto se suma, en muchos casos, la mala calidad del producto. Pero de vez en cuando surge un restaurante que aúna un buen trabajo de cocina, un gran equipo de sala y los mejores productos, además, todo esto, a un precio ajustado para tanta calidad. Y esto pasa en el restaurante Terre de Alicante en la Explanada y perteneciente al Grupo Murri.

Situado en una de las zonas turísticas más importantes de Alicante pero que, a la vez, tiene la peor oferta gastronómica de la capital. Entre franquicias de hamburgueserías, pizzerías que más parecen mostradores de congelados y restaurantes 'capta-turistas' de los que te asaltan en la calle con cartas llenas de platos combinados, abre el Terre con una de las mejores ofertas gastronómicas, no de la zona, sino de la provincia.

Una cocina dinámica, abierta y que puedes ver desde casi cualquier rincón del local. Un servicio atento, que nada más entrar te recibe con una sonrisa y no te hace esperar ni medio minuto. La parte principal del local está compuesta de muchas mesas, con distintas alturas, donde el bullicio controlado es el denominador común (a esto ayuda la altura de los techos y el buen control de la música). Ambiente 'de barra informal' pero con mucha calidad en cada rincón, con dinamismo tanto en el servicio como en la cocina. La parte más al fondo del local es completamente diferente. Un comedor tranquilo, con mesas bien separadas, perfectamente iluminado, y que da pie a sentarse y disfrutar de la comida sin prisas.

La carta presenta una primera hoja de sugerencias que siempre ha ido cambiando en las distintas visitas que he tenido la oportunidad de hacerles. Se divide en tres partes: 'De mercado', donde los pescados y mariscos del día son protagonistas. Imprescindible en esta época el calamar de potera, aunque yo lo serviría más sucio, donde ofrecería todo su sabor a mar. Las 'sugerencias' con platos más elaborados. Y el 'plat du jour', donde podrás disfrutar de muchos platos del día con los productos más frescos. Imprescindible pedir algo de esta parte de la carta.

El resto de la carta está dividida, en primer lugar, en 'aperitivos y clásicos', donde creo que dan lo mejor. La gamba roja al ajillo es un auténtico escándalo de sabor. Como las salazones caseras: una ventresca de atún rojo que se deshace en la boca y una hueva de mújol cremosa y de sabor intenso. Ambos usando la técnica del semisalazón que consigue unas texturas impresionantes alejadas a lo que estamos acostumbrados en esta zona. Las croquetas de rabo de toro son otro plato para no saltarse. Perfectamente fritas, con el interior líquido, es como meterse un guiso en la boca. Tras estos aperitivos puedes pasar por la 'Tierra' donde las verduras y el tomate son protagonistas. O ir directamente al 'Mar' o al 'Campo', donde podrás pedir pescado o carne como plato principal o a compartir. En la parte marina podrás disfrutar de una de las enseñas del restaurante: el atún. En sashimi, tartare, tataki o la ventresca a la brasa, la calidad del producto da lo máximo. En la parte carnívora, pide el steak tartare cortado a cuchillo, excelente carne acompañada de un helado de mostaza y wasabi que le da el toque cañero que necesita.

En los postres, enormes, destacan la torrija con helado de yema tostada y las texturas de chocolate con helado de mantecado. Sin resultar excesivamente dulces consiguen que, a pesar del tamaño, no resulten pesados. Aunque creo que la reducción de tamaño (y precio) sería un acierto.

Especial atención merece el trabajo de sala. Se nota la profesionalidad en cada movimiento y gesto. Importante en un local que quiere ser referente, si no lo es ya, también serlo en el trabajo con el cliente. Personal atento, rápido, siempre con una sonrisa y, algo importante, muy comercial sin venderte nada. El consejo cercano y sincero como arma de venta. Si trabajas en el sector, mucho que aprender de este equipo.

En resumen, Terre ya es un local de referencia y de moda en Alicante. Válido para cualquier ocasión, desde una comida o cena informal hasta la comida de negocios más seria o la cena romántica en la que mejor tienes que quedar. Para probar y gastar lo que quieras. Poco en un picoteo informal o todo un homenaje acompañado de los mejores vinos y cocteles. Sin duda, restaurante que invita a volver y volver para probar todo lo que pueden ofrecer..

www.lagastrotecadefelix.com

@felixcardona