Las Provincias

Julia Angulo.
Julia Angulo. / LV

Julia Angulo pide que se paralice el hermanamiento con Esmeraldas

  • La concejal de Guanyar pretende evitar polémicas al intentar que fraternicen Alicante y su ciudad de origen, municipio ecuatoriano del que su hermana es vicealcaldesa

Lo que comenzó como una simple invitación a hermanar dos ciudades y una recepción al alcalde del municipio ecuatoriano de Esmeraldas por el Ayuntamiento de Alicante ha acabado por generar una nueva polémica en el Consistorio alicantino.

Fue en el propio acto del pasado jueves cuando el alcalde de Alicante, Gabriel Echávarri, supo que la hermana de la concejal alicantina Julia Angulo era vicealcaldesa de Esmeraldas, según indicó ayer el primer edil durante la presentación de las actividades de la Semana de la Movilidad de Alicante.

Echávarri quiso quitar hierro al asunto porque «un posible hermanamiento tendría que ser aprobado en Pleno. No veo ningún problema», comentó. Sin embargo, los partidos de la oposición, PP y Ciudadanos, solicitaron al equipo de Gobierno que paralizara el expediente de hermanamiento entre ambas ciudades, lo que provocó la posterior reflexión de la edil de Guanyar, que aseguró que solicitará que «no se valore y que no tenga ninguna repercusión, porque no hay un porqué», con lo que pidió a Echávarri que detenga el proceso.

En el mismo sentido, Angulo añadió que Esmeraldas «puede buscar otras ciudades con las que hermanarse» y señaló que ya tramita esos expedientes con ciudades como Benidorm o Lisboa. «Lo que no podemos hacer es poner en riesgo la tranquilidad del equipo de Gobierno por un tema que se puede zanjar sin ningún tipo de problemas», matizó.

La concejal de Participación y Cooperación explicó que todo surgió «al saber que estaba de concejal aquí. Es obvio, plantea a Alicante que se pueda hacer un hermanamiento. Se tiene que valorar si reúne condiciones objetivas y, de ser sí, se debe aprobar en Junta de Gobierno, como cualquier otra ciudad», concretó.

Estas declaraciones se produjeron tras las reacciones de los grupos municipales de la oposición, que solicitaron la paralización del expediente de hermanamiento. El concejal popular Israel Cortés exigió al alcalde socialista, Gabriel Echávarri, que «inmediatamente tome medidas al respecto ante lo que parece ser un claro caso de nepotismo». «La noticia de hermanamiento genera muchas preguntas sin respuesta entre los ciudadanos», manifestó. A su modo de ver, el equipo de Gobierno, del que forma parte Angulo, debería explicar por qué se busca el hermanamiento «con esta ciudad y no con otra».

Por su parte, desde Ciudadanos el edil Vicente Buades manifestó que «lo de los linajes es cosa del pasado o de 'Juego de Tronos'» y reclamó que el hermanamiento se sustente sobre criterios «sólidos», por lo que afirmó que «no es serio» plantearlo «solo» porque ambas hermanas «hoy y no mañana» son ediles en sus respectivos municipios.

En su defensa, Julia Angulo negó que haya habido «intención de ocultar» sus relaciones familiares, ya que «no hay nada sobre la mesa» y «como no había nada que ocultar, efectivamente Lenin (alcalde de Esmeraldas), en la recepción, lo manifestó».