Las Provincias

Sierra de la Granadella donde el fuego alcanzó varias viviendas.
Sierra de la Granadella donde el fuego alcanzó varias viviendas. / A.D.

Controlado el fuego en la Granadella, que ha arrasado unas 700 hectáreas

  • La Conselleria de Medio Ambiente advierte de que la situación de riesgo todavía es muy elevada debido a las altas temperaturas

Cinco días después de que el fuego arrasase casi 700 hectáreas del paraje protegido de la Granadella, Cumbres del Sol y distintas zonas de Xàbia, el incendio que se inició el domingo pudo ser controlado ayer a las 12 horas.

Fuentes del parque de bomberos de Dénia comentaron que en las zonas afectadas por las llamas seguían trabajando distintas brigadas para evitar que cualquier rebrote volviese a sembrar el pánico en esta zona de la Marina Alta.

El director general de Emergencias, José María Ángel, comentó que estaba totalmente «consternado» ante el paisaje desolador que pudo contemplar ayer durante el vuelo de reconocimiento que realizó junto a la consellera de Medio Ambiente, Elena Cebrián. Ángel incidió en que «la mano del hombre está detrás» de este suceso ya sea por una colilla, una imprudencia o una negligencia. «Estoy seguro de ello y no me cabe ninguna duda», dijo. No obstante, matizó que se está trabajando en la investigación para aclarar qué fue lo que realmetne pasó.

Por su parte, la consellera apuntó que «la situación de riesgo sigue siendo muy elevada» por las «altas temperaturas y el hecho de que la vegetación que no ha sido afectada por las llamas está sobrecargada de calor y muy reseca».

Colaboración

Cebrián indicó que del mismo modo que las tareas de extinción han sido compartidas, se apuesta por la colaboración en los futuros trabajos de recuperación que comenzarán con las mesas de concertación, en las tareas de restauración y en una nueva gestión forestal. También dejó claro que las zonas calcinadas serán regeneradas y «en ningún caso recalificadas».

Respecto a la investigación, los agentes de la Guardia Civil y el Seprona barajan como hipótesis más probable que fuese una o varias colillas las que provocasen el incendio. En el mirador del acceso norte de Cumbres del Sol, donde comenzaron las llamas el pasado domingo, se han encontrado pistas que evidencian esta línea de investigación. Por ello, se buscan dos coches, uno gris y otro granate, que fueron vistos en este lugar justo minutos antes de que comenzase a arder la vegetación de la zona.

También se está tras la búsqueda de un BMW Serie 5 que fue visto por brigadas forestales en la madrugada del lunes en la Granadella, ya que llegó a este paraje y momentos después hubo una deflagración que pudo ser atajada por los efectivos antiincendios ya que se encontraban justo al lado.

En la segunda línea de las pesquisas de los investigadores sitúa el testimonio de un joven de Benitatxell que llevaba el coche (un BMW oscuro) lleno de mecheros y un rollo de papel higiénico. Este hombre fue identificado por el Seprona y declaró ante los agentes que era «cleptómano» y que sentía predilección por los encendedores.

Sobre al vertedero de Ramblars, reseñar que, según fuentes del parque de bomberos comarcal, seguirá quemando en los próximos días ya que existe una gran acumulación de residuos verdes.

La vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra, remarcó ayer durante su comparecencia que el incendio de Bolulla quemó 447 hectáreas de superficie forestal de este municipio, Callosa d'en Sarrià y Tárbena, mientras que el área afectada por el incendio de Benitatxell y Xàbia es de 689 hectáreas.