Las Provincias

Cae una red que blanqueaba dinero de la prostitución en discotecas de Alicante

Uno de los detenidos es vigilado por agentes de la Policía Nacional y Aduanas durante el registro.
Uno de los detenidos es vigilado por agentes de la Policía Nacional y Aduanas durante el registro. / CNP
  • Los trece miembros de la banda, que también están acusados de narcotráfico, sometían a las chicas a jornadas intensivas de trabajo en un chalé de Molina de Segura, y les imponían multas

Un chalé de lujo en una urbanización de Molina de Segura (Murcia) rodeado de un alto vallado ocultaba en realidad la actividad de una banda que presuntamente conseguía jugosos ingresos a través de la prostitución de mujeres y el tráfico de drogas. Unos pingües beneficios que, al parecer, eran blanqueados más tarde por el grupo utilizando los locales de ocio y discotecas con que cuentan en Alicante.

La Policía Nacional ha desmantelado una organización que presuntamente explotaba sexualmente a mujeres en una lujosa vivienda de Molina de Segura. Según informaron fuentes del cuerpo, los trece arrestados sometían supuestamente a las chicas a jornadas intensivas y se quedaban con un porcentaje bastante alto del dinero que estas obtenían por sus servicios sexuales. Además, según remarcaron las fuentes, los arrestados detraían más dinero a las mujeres por otros servicios, como los desplazamientos y la limpieza del chalé, y les imponían supuestamente multas por incumplir determinadas normas.

Esta operación, que ha contado con la colaboración de la Inspección de Trabajo y del servicio de vigilancia aduanera de la Agencia Tributaria, se inició a partir de una denuncia presentada en 2015. En esta se daba cuenta de las condiciones abusivas a las que estaban siendo sometidas un grupo de mujeres que ejercían la prostitución en una casa de Molina de Segura.

Desde el inicio, las pesquisas se centraron en las actividades desarrolladas en el chalé, rodeado de un alto vallado para garantizar el anonimato de la clientela y que se utilizaba supuestamente como prostíbulo. Los agentes identificaron a los responsables de este local y comprobaron que estos, además de dedicarse supuestamente a la explotación sexual de mujeres, contaban con numerosos antecedentes policiales por traficar con drogas. La operación destapó que conformaban supuestamente una organización dedicada tanto al tráfico de drogas como a la prostitución.

En el transcurso de la operación se realizaron cinco registros en Murcia capital, Molina y Alguazas. Los agentes intervinieron más de 14.000 euros en efectivo, cuatro vehículos, sustancias estupefacientes, sustancias de corte, diverso instrumental para la manipulación de la sustancia estupefaciente, dispositivos electrónicos, abundante documentación relativa a la explotación sexual y al entramado empresarial articulado por esta banda criminal. Entre los detenidos, con edades entre los 25 y los 60 años, hay un francés, ocho colombianos y cuatro españoles.