El PP pide frenar el hermanamiento con Esmeraldas por supuesto nepotismo

  • Ha advertido de "las consecuencias políticas" que podría tener la firma del acuerdo y ha considerado "extraño" que el alcalde desconociera previamente este parentesco

El PP en el ayuntamiento de Alicante ha instado al tripartito (PSPV-PSOE, Guanyar y Compromís) a frenar "inmediatamente" al hermanamiento con la localidad ecuatoriana de Esmeraldas por un posible caso de nepotismo.

Esta petición se produce después de que se haya conocido que la concejal de Cooperación, Julia Angulo, de Guanyar, es hermana de la vicealcaldesa de dicha ciudad latinoamericana, Cecilia Angulo.

El popular Israel Cortés se ha preguntado si "no hay otras localidades con las que alcanzar este tipo de acuerdos que no sea aquella con la que la concejal de Guanyar tiene un claro parentesco".

"Llama mucho la atención que, de todas las ciudades y de todos los países que hay en el mundo, el ayuntamiento de Alicante decida hermanarse y enviar ayudas de cooperación a la ciudad donde nació la edil de Guanyar y en la que su hermana tiene un cargo político", ha agregado.

En este sentido, ha advertido de "las consecuencias políticas" que podría tener la firma de un acuerdo entre ambas instituciones y ha considerado "extraño" que el alcalde, el socialista Gabriel Echávarri, desconociera previamente este parentesco.

La noticia saltó ayer cuando el ayuntamiento de Alicante realizó una recepción oficial al alcalde de Esmeraldas, Lenin Lara Rivanedeira, y anunció el inicio de un proceso de hermanamiento entre ambas ciudades, así como la donación de un autobús y dos camiones de basura que la UTE Alicante, concesionaria del servicio de limpieza en la capital alicantina, iba a retirar.

Precisamente hoy, Echávarri ha vuelto a insistir en que desconocía este parentesco hasta el día de ayer, pero ha tachado de "irrelevante" el que no se lo comunicaran previamente ya que fue una "recepción institucional, de cortesía, como si viene el alcalde de cualquier municipio".

Si bien ha añadido que "las cuestiones de profundización de la relación las está llevando" la propia Angulo, que él "no está en el día a día" de este tema, por lo que habría que preguntarle al líder de Guanyar y vicealcalde, Miguel Ángel Pavón.

En cualquier caso, ha recalcado que los acuerdos, tanto de hermanamiento como de cesión de vehículos, "deberán pasar por junta de gobierno", por lo que será allí cuando toda la corporación conozca los pormenores y se apruebe o desestime.

"No hay ningún problema, es una relación entre dos ciudades mucho más allá de las personas que coyunturalmente estén ocupando un cargo; si me hubiese enterado antes, hubiese recibido al alcalde igual", ha concluido