Las Provincias

Internan a 42 inmigrantes llegados en la oleada de pateras a Tabarca

Inmigrantes rescatados en Tabarca, custodiados a bordo de la embarcación de Salvamento.
Inmigrantes rescatados en Tabarca, custodiados a bordo de la embarcación de Salvamento. / ALEX DOMÍNGUEZ
  • Sospechan que un buque nodriza lanzó las barcas con los 'sin papeles', algunos de los cuales intentaron hacerse pasar por menores antes de presentarse ante el juez

Los 42 inmigrantes adultos que llegaron el pasado martes a la isla de Tabarca en lo que resultó la mayor oleada de pateras del año para la provincia pasaron ayer por el juzgado de guardia de Alicante. Fueron llevados en tandas de diez desde la Comisaría Provincial, por lo reducido de los calabozos del Palacio de Justicia, para declarar ante el titular de Instrucción 5 de la capital. La autoridad judicial ordenó el internamiento de todos ellos, paso previo para su expulsión de España y la repatriación a sus países de origen. En este caso, todos dicen proceder de Argelia, aunque ninguno portaba documentación que lo corroborara, según pudo saber este diario. Entre tanto, los viajeros aguardarán en los centros de internamiento de Valencia y Murcia.

En un intento por abandonar los juzgados de la capital en busca del internamiento en un centro de menores, algunos de los ocupantes de las pateras que declararon ayer trataron de hacerse pasar por jóvenes que aún no tienen la mayoría de edad, pero se retractaron antes de la cita con el juez, según fuentes próximas a la investigación del caso. Un último intento por evitar el Centro de Internamiento de Extranjeros y la vuelta al punto de partida tras su odisea.

Las barcas fueron localizadas el martes pasado cuando se acercaban a la isla alicantina. Sobre las dos y media de la tarde alcanzaron el litoral tabarquino. En un primer momento, los investigadores barajaban la llegada de más de un centenar de 'sin papeles', aunque la cifra quedó reducida finalmente a 55, 42 adultos y 13 menores. No se lo pusieron fácil a los agentes de Guardia Civil y de la Policía Local que velan por la seguridad en Tabarca, pues muchos de ellos se dieron a la fuga nada más tocar tierra.

Pese a los intentos por poner en jaque a los agentes, las dimensiones de la isla no permitieron una fuga masiva. Los investigadores sospechan que las cuatro pateras, dos neumáticas y otras dos rígidas con pequeños motores, en las que viajaban los inmigrantes fueron trasladados desde su punto de origen -todo apunta que la costa argelina- por un carguero hasta aguas próximas a Tabarca. Eso explicaría que todos los ocupantes se encontraran en buen estado de salud sin secuelas aparentes de haber realizado una larga travesía.

Mientras tanto, los 13 menores continúan en los centros de acogida a la espera de los resultados de las pruebas radiológicas que determinen su minoría de edad. En la patera que llegó a Tabarca el pasado 31 de julio, las pruebas demostraron que cuatro de los siete viajeros que adujeron que eran menores de edad tenían en realidad más de 18 años.