Las Provincias

Asila acepta el ofrecimiento de otra entidad para trasladar su sede

Comparecencia de miembros de Asila con Tomás Ballester.
Comparecencia de miembros de Asila con Tomás Ballester. / c. m. a.
  • La presidenta del colectivo pide la mediación del concejal del PP Tomás Ballester, quien ha mediado para que la asociación continúe con su labor

Tras haber transcurrido ocho días desde que Asila, la Asociación de Acogida al Inmigrante, anunció el cierre de su actual sede ubicada en un céntrico edificio de la calle Caballero de Rodas la presidenta de este colectivo, María Nubia Salazar, anunció ayer que están dispuestos a aceptar el ofrecimiento que se les ha hecho desde otra asociación para trasladar una parte de su estructura. Salazar compareció acompañada de un buen número de socios y simpatizantes que han ayudado a las labores de desalojo del actual local, así como por el concejal del Partido Popular Tomás Ballester, al que según explicó la presidenta han pedido su mediación y le agradeció su trabajo para lograr que Asila no cierre definitivamente sus puertas abiertas desde hace 14 años. Ballester recordó que «procedo del asociacionismo y espero que en breve Asila pueda tener un lugar compartido con otra entidad», y añadió que piensa que estos colectivos «son un eslabón de la propia sociedad», como responsable, dijo «del área social del Partido Popular local». María Nubia Salazar también señaló que la también concejal del PP Agustina Esteve le comunicó hace unos días que «muchas asociaciones locales le transmitían a Asila su apoyo y solidaridad, así como su disposición para hacer actividades con el fin de recaudar fondos para que el colectivo inmigrante pueda pagar los impuestos que adeuda». La presidenta también recordó que «en agosto del 2015 la manifestamos al alcalde cuál era nuestra situación, y también mantuvimos varias entrevistas con el concejal de Participación Ciudadana, y yo creo que algo se podía haber hecho», dijo Salazar.

Por otro lado Salazar dio las gracias a distintas personas que están prestando su colaboración para guardar sus enseres como Javier Torregrosa, Fina Sánchez, Transportes Nicolás García y otras tantas «en estos momentos de desolación y desamparo».