Las Provincias

Urbanismo inicia obras en la plaza de España y Santa Teresa

  • Las obras de remodelación consistirán en la ampliación de las estrechas aceras de ambas plazas para mejorar el tránsito peatonal y la accesibilidad de la zona

La Concejalía de Urbanismo del Ayuntamiento de Alicante ha iniciado las obras de remodelación de las estrechas aceras de las plazas de España y Santa Teresa situadas en el entorno del Panteón de Quijano para mejorar el tránsito peatonal y la accesibilidad de la zona.

El proyecto, según ha informado la Concejalía en un comunicado, ha sido redactado por técnicos municipales e incluye la ampliación de las actuales aceras en anchura, la mejora del pavimento, el rebaje y adaptación de los pasos de peatones y la creación de un nuevo paso de peatones semaforizado entre la zona central de la plaza de España y la plaza de toros.

Ese nuevo paso, a juicio de Urbanismo, "mejorará el flujo peatonal en un importante nodo de conexión entre las avenidas de Xixona y Alcoi y las calles alcalde Alfonso de Rojas, pintor Murillo, Calderón de la Barca y San Vicente".

El vicealcalde y concejal de Urbanismo, Miguel Ángel Pavón, ha manifestado que la obra supone "una mejora de la movilidad peatonal y la accesibilidad en un importante espacio público" en el que se pretende que el tráfico rodado reduzca su protagonismo en beneficio del peatón.

"Además, hemos incluido en el proyecto la creación de un paso de peatones reclamado por distintos colectivos de la ciudad y por el propio grupo municipal de Esquerra Unida en la anterior legislatura", ha agregado.

El proyecto, elaborado en coordinación con la Concejalía de Movilidad y Accesibilidad, actúa sobre las aceras de las plazas de España y Santa Teresa en una superficie de 414 metros cuadrados y una longitud de 115 metros lineales entre los edificios de la plaza de toros y el cuartel de la Guardia Civil en la calle San Vicente.

El proyecto aumentará la anchura de la acera de acceso al Panteón de Quijano en casi un metro al pasar de los actuales 2,65 metros a 3,60 metros y eliminando las estrecheces que ahora existen entre las marquesinas de las paradas del autobús y el muro del Panteón de Quijano.

La actuación contempla la adaptación de los rebajes de los pasos de peatones a las actuales disposiciones normativas, la colocación de pavimentos táctiles diferenciadores y la disposición en los cruces de calle de sobreanchos en las aceras con el objetivo de mejorar la visibilidad del peatón y hacer más cómoda su estancia durante las esperas para cruzar.

También se mejora la pavimentación, actualmente en mal estado por su estado de desgaste, y se llevan a cabo la preinstalación de canalizaciones de alumbrado y semáforos y la reposición de los servicios y el mobiliario afectados.

Las obras se han adjudicado a la mercantil Servicios Integrales de Obras y Normativas S.L. por un importe de 42.975 euros, IVA incluido, y un plazo de ejecución de seis semanas, habiéndose solicitado ofertas a seis empresas.