Las Provincias

Reparto de libros de la Xarxa en un instituto alicantino.
Reparto de libros de la Xarxa en un instituto alicantino. / A.D

La Unión de Consumidores exige concienciación y mejoras en Xarxa Llibres

  • Una de las mejoras que reclama es "una campaña de concienciación de que hay que cuidar los materiales educativos", ya que se entán entregando libros subrallados o con hojas rotas

La Unión de Consumidores de la Comunitat Valenciana, ha reivindicado hoy la necesidad de poner en marcha una serie de mejoras en el programa de banco de libros Xarxa Llibres, entre las que ha pedido "una campaña de concienciación de que hay que cuidar los materiales educativos".

En un comunicado, la Unión de Consumidores ha informado de que ha recibido diversas consultas relacionadas con la puesta en marcha del banco de libros de la Conselleria de Educación, que especialmente se centran "en el estado en que se están entregando algunos libros, algunos subrayados o con alguna hoja rota".

Asimismo, han recibido quejas de padres de alumnos, sobretodo de secundaria, que no tienen todos los libros que les corresponde, con lo que, han denunciado, "la incertidumbre es evidente".

"Muchos padres no saben si tienen o no que adquirir los libros nuevos, y, de hecho, por iniciativa propia, algunos ya lo han hecho para no perjudicar el inicio del curso escolar de sus hijos", han explicado desde la Unión de Consumidores.

Desde la entidad aseguran ser conscientes del "esfuerzo realizado en este primer año de puesta en marcha de Xarxa Llibres por parte de la Administración y comunidad educativa, y de la importancia de que se disponga de un banco de libros".

"No obstante, el hecho de que ya el primer año existan libros en condiciones no del todo óptimas, pone en evidencia la necesidad de llevar a cabo una campaña de concienciación, que incluya a toda la comunidad educativa, de que hay que cuidar los materiales educativos, y por lo tanto deben estar en condiciones para que pueda ser utilizado por otros niños en los siguientes cursos", han añadido.

Asimismo, han considerado "fundamental" que, desde un primer momento, la Administración informe a toda la comunidad educativa de los criterios y condiciones en que deben estar los libros y deben ser devueltos a final del curso al banco de libros, "para evitar perjudicar a los futuros alumnos que los utilicen".

"Consideramos que esta falta de criterio ha sido uno de los motivos que ha provocado que no todos los libros estén en las mismas condiciones, por ejemplo libros que no se han forrado, los subrayados o escritos en lápiz, que aunque se puedan borrar siempre quedan la marca, o con alguna hoja rota", han lamentado.

La Unión de Consumidores ha reconocido que este año, los lotes que se han entregado están formados por libros nuevos que se han adquirido, y por libros de otros años, pero han resaltado la necesidad de "mejorar el sistema de Xarxa Llibres para conseguir el resultado".