Las Provincias

Quitan sillones a los conserjes para los trabajadores sociales

El Sindicato de Empleados Públicos de la Comunidad Valenciana (SEP-CV) ha denunciado ante la Concejalía de Recursos Humanos y de Acción Social que en el Centro Social número 2 han quitado sillones a los conserjes que están en el mostrador atendiendo al público y a una auxiliar administrativa para dárselos a los trabajadores sociales que se han contratado como refuerzo, dejándoles unas sillas «en lugar de facilitarles sillones ergonómicos nuevos que sería lo razonable», según el escrito pasado por Registro y al que tenido acceso este periódico.

El Ayuntamiento ha realizado estas contrataciones para cumplir con la Ley de Dependencia y agilizar la tramitación de ayudas mediante las evaluaciones a dependientes, para lo que ha contratado trabajadores sociales y psicólogos que ha distribuido por los centros sociales. En el caso del número dos, «para que dichos trabajadores tengan un lugar más o menos cómodo se les ha proporcionado los sillones que tenían los auxiliares de servicio», denuncian desde el SEP-CV, dejándoles con las sillas.

«Se desviste a un santo para vestir a otro», se quejan desde el sindicato, donde aseguran que esta situación no es nueva, puesto que ya denunciaron las condiciones en las que se encuentran los sillones de los funcionarios municipales, que provocan dolores de espalda a muchos funcionarios, según aseguraron fuentes del sindicato.

«En lugar de comprar nuevos o coger de donde sobren, se los quitan a los conserjes», se queja la secretaria general del SEP-CV, Cristabela Zornoza, que pide más dotación de material para los funcionarios municipales.