Las Provincias

Un estudio del Gobierno cifra en un 8,6% la población gitana en infraviviendas

Más de 40.000 gitanos viven en hogares que están calificados en España como infravivienda -un 8,6 %- y, de estos, más de 10.000 todavía lo hacen en chabolas, según el último Estudio-mapa sobre Vivienda y Población Gitana presentado ayer por el Ministerio de Sanidad. El estudio, que evalúa la Estrategia Nacional para la Inclusión Social de la Población Gitana 2012-2020, toma como muestra a 516.862 personas que habitan en 105.289 viviendas de 1.069 municipios españoles, entre ellos de la Comunitat Valenciana.

Del muestreo, se desprende que el porcentaje de gitanos que habita en infraviviendas se ha reducido hasta el 8,63 % desde el 11,45 % registrado en 2007 y el 31,4 % de 1991. Actualmente los hogares calificados como infraviviendas, aquellas que no presentan las condiciones mínimas de habitabilidad, se elevan a 9.045 hogares, es decir, el 8,63 % de los analizados. Y de ellos 2.924 son chabolas. Tras presentar la evolución de las cifras, la Secretaria de Estado de Servicios Sociales e Igualdad, Susana Camarero, expuso que se trata del «camino a seguir» y con el que se está consiguiendo «romper el tópico que une a la población gitana con la segregación y los guetos».

Aunque han aumentado el equipamiento, dotaciones y servicios, el informe indica que los barrios evaluados en 2015 presentan un menor acceso a los servicios sociales que los que tenían los barrios analizados en 2007. Son Aragón, Valencia, Madrid y Castilla-La Mancha las comunidades autónomas en las que las chabolas están más presentes.