Las Provincias

La ola de calor amenaza el inicio de curso que estrena hoy Xarxa Llibres entre críticas

  • La gratuidad total de los libros no se puede garantizar en muchos centros, que reciben el permiso de Educación de suspender clases si se superan temperaturas máximas recomendadas

La finalidad del programa Xarxa Llibres, es decir, la gratuidad de los libros de texto, es compartida y aplaudida por la comunidad educativa, pero la gestión ha fallado. Las clases se inician hoy con amenaza de alcanzar temperaturas máximas por la ola de calor y el permiso de Educación de suspender la actividad, y con la puesta en marcha del plan del Consell que busca la creación de bancos para la reutilización del material. Y lo hace entre críticas de familias que se han visto obligadas a comprar libros y de centros que no pueden completar los lotes y aplazarán el reparto. Para algunos, el dinero que se ha comprometido a transferir Educación para la reposición es insuficiente y no cubre los gastos.

Un problema que se da, sobre todo, en Secundaria y ayer eran varios los institutos que reconocían que hoy, el primer día del curso, no se haría la distribución y otros desconocían cuándo sería posible porque hasta este pasado martes estaban haciendo compra de material. «No sabemos cuándo se distribuirán, pero casi seguro que las familias van a tener que comprar algunos», comentaban desde un instituto de Alicante, que este curso deberá hacer una renovación más amplia por la Lomce. La ley del Gobierno central que sigue vigente y aplicándose pese a las críticas de la Generalitat y otras autonomías hace más incierto el escenario escolar.

El conseller de Educación, Vicent Marzà, ha insistido en el mensaje de la gratuidad, pero también ha reconocido que Xarxa Llibres necesitará tiempo para consolidarse. Sin embargo, según los centros, hay diferencias en los gastos que las familias deben asumir. «Todavía no he cobrado los cien primeros euros pese a que devolví los lotes y me dicen que tengo que comprar. Si lo hubiera sabido los hubiera vendido», denunciaban ayer desde un IES de Alicante, que ha emitido una circular a las familias para informar que el presupuesto de la Conselleria «es totalmente insuficiente como para poder cubrir las necesidades de compra de lotes completos». Por ello, solo podrán suministrar parte y el resto lo adquirirán las familias.

Una situación que se repite en mayor o menor medida en otros institutos. La gratuidad completa será, al menos este curso, difícil y el hecho de que algunos ayuntamientos todavía no hayan concluido con el pago de los primeros 100 euros no ayuda a templar ánimos. Este es el caso del Ayuntamiento de Alicante. Desde la Concejalía de Educación apuntaron que de las 15.233 solicitudes se han pagado 13.179.

«Hay muchos institutos que se encuentran en esta situación y han pedido a las familias que compren porque no tienen dinero suficiente», advierten desde la Fapa Gabriel Miró de Alicante, integrada en Covapa. En la confederación están recibiendo quejas de familias por este desembolso y se ha denunciado el caso de un centro donde el consejo escolar ha decidido no hacer uso de los gastos de funcionamiento para reponer. Una medida que desde la Fapa cuestionan, ya que Educación anunció que desviaría una partida económica de 13 millones de funcionamiento de los centros para que se disponga de más presupuesto para reponer los lotes.

A las quejas por Xarxa Llibres se añaden las del transporte. El Ayuntamiento de Benidorm denunciaba que ayer todavía desconocían cuántos alumnos de la ESO del Salto del Agua iban a recibir la ayuda por el retraso en la convocatoria de becas. Mientras, desde Educación respondían a la petición de sindicatos y envió un protocolo a los directores ante la previsión de las altas temperaturas, y que pueden suponer un riesgo para la salud. Además de hacer una serie de recomendaciones sobre hidratación del alumnado o cambiar de aula, incluye la opción de suspender la actividad comunicándolo al jefe de protección civil, que «es quien tiene la potestad» que deberá informar a Educación.