Las Provincias

fotogalería

Moros y Cristianos de Villena. / LV

Villena vibra con 'La Entrada'

  • Un momento único y emotivo que es aguardado impacientemente por todos los vecinos durante 364 días y que hace que la fiesta de moros y cristianos sea sin lugar a dudas la mayor manifestación de júbilo del pueblo villenero

A ritmo de un podoble torero 'La Entrada' compuesto para la ocasión por el maestro Quintín Esquembre, arrancaron ayer como cada año las fiestas de Villena. Un momento único y emotivo que es aguardado impacientemente por todos los vecinos durante 364 días y que hace que la fiesta de moros y cristianos sea sin lugar a dudas la mayor manifestación de júbilo del pueblo villenero. Aunque, a decir verdad, en este último lustro la interpretación de este podoble a cargo de la Banda Municipal no resulte del total agrado por parte de la primera autoridad local, Javier Esquembre, debido a su condición de antititurino reconocido. Tanto es así que durante su mandato ha vetado la celebración de festejos taurinos en el coso villenero, incluida la tradicional corrida del 7 de septiembre. Decisión ésta que ha soliviantado a los aficionados, quienes han interpuesto una querella contra el alcalde por negarse a ceder la plaza para la realización de la corrida de fiestas.

Asimismo, la gestión de Los Verdes en el Gobierno de la ciudad también tiene alterado y preocupado al mundo de la fiesta de Moros y Critianos a causa de la revisión unilateral del protocolo que lleva décadas instaurado, como es el caso de la figura de la regidora, tradicionalmente representada por una mujer y que este año los getores ecologistas han querido abrir la posibilidad de que un hombre pueda también optar al cargo.

Algo que no ha sido bien acogido entre los representantes de las entidades festeras, hasta el punto de rogarles que se dediquen a gestionar y se abstengan de 'adoctrinar', evitando así generar polémica y malestar entre los feteros.

Temas