El artista Remigio Soler en su taller en el barrio de Benalúa.
El artista Remigio Soler en su taller en el barrio de Benalúa. / A.D

Una exposición antológica homenajeará al artista Remigio Soler

  • La exposición se inaugurará el próximo día 30 en la antigua Lonja del Pescado y servirá de homenaje póstumo a este artista alicantino que falleció el pasado sábado a los 84 años

Una exposición antológica del pintor y escultor alicantino Remigio Soler que se inaugurará el próximo día 30 en la antigua Lonja del Pescado servirá de homenaje póstumo a este artista que falleció el pasado sábado a los 84 años.

El funeral por Soler, pregonero de las fiestas de Hogueras en 2009, se ha celebrado esta mañana en el tanatorio de La Siempreviva con presencia de la sociedad civil, cultural y política de la ciudad, entre ellos el alcalde, Gabriel Echávarri, y el concejal de Cultura, Dani Simón.

En un comunicado, el ayuntamiento ha expresado la pérdida del artista y "maestro fundamental del mundo de Les Fogueres" del barrio de Benalúa, y ha informado de que desde hace un año trabaja en una exposición antológica sobre la obra de Soler, la cual será inaugurada el próximo 30.

"La muestra servirá de homenaje póstumo a un alicantino imprescindible del mundo de la cultura y de las expresiones plásticas", según el consistorio.

Soler nació en Alicante el 21 de diciembre de 1932 y pronto quedó huérfano de padres, por lo que fue internado hasta los 18 años en el "Hogar Provincial".

Durante ese periodo alternó sus estudios con el oficio de botones en la clínica privada del Perpetuo Socorro y con clases de arte en la Escuela de Artes Aplicadas dirigida por los maestros José Gálvez, Perezgil, Baeza y Santero.

Más tarde viajó a Barcelona, donde formó parte de la plantilla de dibujantes de la editorial Feher y de Bruguera, y conoció a maestros como el acuarelista Ceferino Oliver y al escultor Federico Marés.

De vuelta a Alicante entró en el taller de escultura imaginera de los hermanos Blanco, donde pasó 12 años, y también dedicó varios años a la construcción de hogueras, lo que alternaba con el trabajo de escultura con otras expresiones artísticas.

Soler debutó como artista de hogueras con la construcción de su primer monumento para la Hoguera San Fernando-Lonja en 1950 y desde ese momento han sido varias las veces en que ha sido el artista de la Hoguera de la plaza del ayuntamiento.

A lo largo de su extensa trayectoria, sus creaciones fueron galardonadas en distintas ocasiones con el primer premio de la Categoría especial.

En 1976 se retiró como artista de hogueras con la obra "Contaminación", que plantó en su barrio, Benalúa, y que obtuvo ese año el Primer Premio de Categoría especial.

Soler, que es también tallista, pintor y escultor, fue el creador del Paso de la Hermandad Estabat Mater, ha realizado numerosas exposiciones y su labor artística ha sido reconocida con diferentes premios.