Las Provincias

Un policía fuera de servicio detiene a un conductor ebrio en Aspe

  • El agente circulaba con su vehículo particular por la carretera CV-86, y observó un turismo realizando maniobras anómalas

Un agente de la Policía Nacional "franco de servicio" ha detenido a un hombre, ecuatoriano, de 42 años, por un delito contra la Seguridad Vial y un delito de Atentado Agente de la Autoridad.

Los hechos ocurrieron el día de ayer, sobre las 12:30 horas, en la carretera CV-86, cuando un agente de Policía Nacional destinado en la Comisaría Local de Elche, fuera de servicio, circulaba con su vehículo particular y observó un turismo Honda HRV, conducido por un hombre, el cual transitaba a una velocidad anormalmente reducida y de un lado para otro de la vía.

El policía requirió de inmediato la presencia de la Guardia Civil de Aspe, mientras seguía al vehículo presuntamente infractor para que no se diese a la fuga.

Una vez en la localidad de Aspe, el agente interceptó dicho coche y a su conductor, identificándose como policía, intentando su ocupante darse a la fuga, lo cual no consiguió al ser detenido por el agente pese a ser éste agredido por el conductor, quien le ocasionó contusiones y lesiones leves. En ese momento llegó una patrulla de la Guardia Civil procediendo a la detención definitiva del conductor por un delito de atentado a Agente de la Autoridad y otro contra la Seguridad Vial.

El detenido fue trasladado a las dependencias de la Guardia Civil, donde se le practicaron sendas pruebas de alcoholemia, por agentes de la Guardia Civil del Subsector de Tráfico, las cuales resultaron positivas, por lo cual se le imputó un delito contra la Seguridad Vial (CIBA).

Una vez más, el compromiso permanente de servicio y la excelente coordinación y colaboración entre las Fuerzas de Seguridad del Estado posibilitó el éxito del servicio policial.