Las Provincias

CD ELDENSE

La afición del Eldense explota

Las asistencias atienden a Theo García tras chocar con su compañero Heredia (d); arriba, Anaba, ayer, debutando con el Eldense.
Las asistencias atienden a Theo García tras chocar con su compañero Heredia (d); arriba, Anaba, ayer, debutando con el Eldense. / MARÍA GUARDIA
  • La tercera derrota seguida del equipo de Yeste acaba con bronca general del público

  • A pesar de la indignación general, el técnico vasco insiste en que tiene «muy buen equipo» y pide «calma» a los abonados del Deportivo

El Deportivo prosigue en blanco: cero puntos de nueve posibles, un gol a favor y cinco en contra en los tres primeros capítulos ligueros. Al margen de la negativa estadística, el fútbol de Yeste no termina de enamorar a una hinchada que se marchó del estadio indignada con el desenlace del partido. Es cierto que el Eldense no mereció la derrota ante un filial que sacó petróleo de dos superlativos errores en la retaguardia anfitriona, pero no es menos cierto que el Espanyol B ofreció mil y una facilidades defensivas a un Eldense sin pólvora y sin clarividencia en los metros finales, que no pudo amortizar los regalos en bandeja del colectivo de David Gallego.

Yeste hizo debutar a Anaba, que recuperó una cuantiosa cifra de balones que permitieron intensificar su asedio hacia el arco de Rubén, quien se mostró solvente bajo palos. El meta perico evitó el 1-0 en el minuto 6 al desviar el disparo de Cañadas, cuatro minutos después el capitán azulgrana, no tan fino como antaño, malogró una buena oportunidad por cuanto su vaselina se marchó por encima del portal visitante. En el 16 aparecieron los mismos protagonistas, Cañadas pateó y Rubén impidió que el capitán inaugurara el tanteador. En el minuto 23, Juanjo habilitó para la ruptura de Gavilán que dispara rozando el larguero.

Al Espanyol B, con muy buenos creativos en la medular, le costó salvar la presión alta de los anfitriones pero también dispuso de opciones de gol. Por ejemplo, la de Iago en el 18 cuando remató fatal cuando se hallaba libre de marca. Tres minutos después, el remate de Marc Gual lo detuvo Molina. En el minuto 40, un disparo de zurda de Rubén Moreno tampoco cristalizó en gol y cuando todo parecía indicar que se alcanzaría el entreacto en tablas, Melendo asistió a Gual que amortizó un monumental despiste del dispositivo defensivo local para recortar a Gotos y patear al palo corto lejos de alcance de Molina.

Un gol en minuto determinante que dio paso a la pausa. En la continuación, el Eldense se dispuso en 'modo asedio total' y sometió a su oponente a un dominio aplastante. La lesión de Theo García hizo debutar en liga a José Sánchez, quien se multiplicó sin premio. En los minutos 48 y 50 Cañadas y Gavilán no pudieron concretar dos buenas oportunidades. En el 67, Alex Jiménez pateó y no fue gol de verdadero milagro, Rubén desvió a córner.

Llegó el carrusel de cambios, el filial no tenía presencia alguna en las estribaciones de arco de Molina, mientras que el Eldense iba perdiendo gas mientras el choque quedaba anestesiado.

En el 90, Heredia que no había cometido un solo error durante todo el choque, pifió y Rivas lo aprovecho para establecer el definitivo 0-2. Mucha injusticia para un duelo en el que el Eldense no mereció capitular. Silbido final que activó muchos gritos de desaprobación que no se escucharon con nitidez porque la megafonía alcanzo notables decibelios que hicieron inaudible la indignación de la parroquia local. La hinchada pide soluciones mientras Yeste sigue convencido de que hay que tener calma porque «tenemos muy buen equipo».