Las Provincias

Los pantanos históricos de la provincia como Patrimonio de la Humanidad

Melgarejo, Sánchez y Sáez, ayer, en la presentación del libro en la Diputación. :: j. p. reina
Melgarejo, Sánchez y Sáez, ayer, en la presentación del libro en la Diputación. :: j. p. reina
  • La Diputación de Alicante impulsa el nombramiento como Bien de Interés Cultural de los embalses de Elche y Relleu

La Diputación de Alicante impulsa que los pantanos de Elche y Relleu se sumen al de Tibi como Bien de Interés Cultural (BIC) dentro de un ambicioso plan de conservación y promoción de los tres embalses par de tratar, más a largo plazo, que sean considerados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

La posibilidad de que Elche pase a contar con tres Patrimonios de la Humanidad (junto al Misteri y al Palmeral) constituiría un hecho «importantísimo», en palabras del presidente de la Diputación, César Sánchez, del PP, quien presentó el libro 'Los pantanos de época moderna de la provincia de Alicante', dirigido por el director del Instituto Universitario del Agua de Alicante, Joaquín Melgarejo y en el que han participado otros expertos, entre ellos el profesor de Derecho Administrativo de la UA, Andrés Molina.

La publicación hace hincapié en la relevancia de los pantanos alicantinos como «espacios que contienen y configuran valores culturales, naturales, sociales, económicos e históricos de la provincia de Alicante dignos de admiración, conservación y difusión». Según Melgarejo, «el desconocimiento e importancia de estas infraestructuras hídricas requieren la implicación de los ciudadanos con la intención de hacer ver a las Administraciones públicas y al conjunto de la sociedad la necesidad, oportunidad, viabilidad y utilidad de su protección».

Más antiguo de Europa

Se da la circunstancia de que el de Tibi, que data de finales del siglo XVI, es el más antiguo del mundo que sigue en funcionamiento de forma ininterrumpida.

Sánchez anunció que «se van a promover acciones para la revalorización de estas infraestructuras hídricas y de los paisajes asociados a las mismas, a través de rutas senderistas, turísticas y otras acciones de concienciación colectiva y divulgación de las presas».

El presidente destacó el valor de cohesión social y territorial de este proyecto, así como de generación de empleo y riqueza natural para la provincia, e insistió en la importancia de continuar trabajando para «poner freno al expolio de los recursos naturales y caminar hacia una economía sostenible y respetuosa con el entorno». Según él, la economía sostenible es la vía para avanzar hacia una sociedad también más sostenible. La Diputación va a promover la plantación de un millón de árboles la próxima década con el objetivo de frenar la desertización del territorio y disminuir las emisiones de dióxido de carbono (CO2) . «No solucionamos el problema de desertificación, pero aportamos nuestro granito de arena», dijo.

Además, cree que «la idea planteada por Melgarejo de crear un Banco Nacional del Agua puede ser una buena solución al problema de la falta de agua en la provincia de Alicante» aunque subrayó abiertamente que «en este momento, son los trasvases la mejor garantía», abundó César Sánchez.