Las Provincias
'Sin vida propia'. Pedro Reyes se incorpora a la segunda temporada de la webserie de Ana Ramón Rubio. :: lp

El auge de la ficción valenciana on line

  • 'Sin vida propia', 'Fracasados en el mundo' u 'Onironautas' acaparan audiencia en la red y el reconocimiento en festivales internacionales. Las webseries realizadas en la Comunitat evidencian que el talento audiovisual no se detiene

La versión on line del periódico francés 'Liberation' tiene el blog 'Web séries mag', en él se profundiza en los productos audiovisuales en internet. En un post, datado el pasado 29 de abril y titulado 'L'Espagne championne du monde des web séries', hace un repaso por las mejores producciones creadas al sur de los Pirineos de las que destacan el interés estético, la calidad de las imágenes y el magnífico resultado de algunos títulos. Entre los casos citados por el diario galo figuran 'Sin vida propia' y 'Onironautas', dos producciones realizadas en la Comunitat. La primera, dirigida por Ana Ramón Rubio, ha lanzado recientemente su segunda temporada, protagonizada por Pedro Reyes, y tiene en su currículum el premio a la mejor comedia en Los Ángeles Webfest, uno de los más prestigiosos del mundo.

En cambio, 'Onironautas', de la productora God Fog, que se estrenó en febrero de 2012 y ya está concluida, acaba de ser nominada por el Baja Web Fest de México como una de las mejores webseries de fantasía/ciencia ficción junto con la también valenciana 'Cabañal Z'. En este certamen de Tijuana también figura 'Fracasados por el mundo', la ficción de Gonzalo Gurrea.

Esta retahíla de nombres, títulos y certámenes evidencian que la webserie, ficciones breves que se emiten en internet, «está en auge», según Gurrea, y que las realizadas por profesionales de la Comunitat tienen buena factura. «Este tipo de producción acarrea el mismo trabajo e idéntica exigencia que un largo», añade.

De consumo rápido y a través de tableta o smartphone, el principal atractivo de las webseries es su audiencia. «Son más visionadas que algunas películas», matiza Gurrea. 'Fracasados por el mundo' hace un mes que está on line y suma ya 26.000 reproducciones, aunque el caso más llamativo es 'Discreethearts' con más de 2.500.000 de visionados.

«Las webseries sirven para hacerte ver, para que te contacten para otras ficciones y como currículum audiovisual», sostiene Jesús Pagán, videoproductor de 'Onironautas'. Hacer una ficción para la red genera oportunidades susceptibles de convertirse en negocio y marca distancias con la vieja industria audiovisual, que, según Pagán, «es una élite». «La ficción hoy es insostenible, aunque sea muy 'low-cost' como en internet. Si no se encuentra un equilibrio morirá el oficio», agrega.

Los responsables de las webseries valencianas defienden el talento audiovisual de las producciones y reivindican el trabajo del equipo que participa. No son vídeos espontáneos sino que implican horas de producción. «No es una ficción menor, es más breve porque no hay presupuesto para hacer una hora y media», explica Antonio Expósito, jefe de producción de 'Sin vida propia'.

La segunda temporada de esta webserie consta de siete capítulos de 10 minutos cada uno. El equipo recurrió al 'crowdfounding' para lograr financiación. Y consiguieron alrededor de 5.500 euros. Es una cantidad muy ajustada y apenas difiere de 'Fracasados por el mundo', que se pudo llevar a cabo gracias a los 6.000 euros del premio Jameson Nodotofilmfest.

Expósito enseña músculo: «Está muy bien realizada, con 28 actores y un centenar de extras. Es ambiciosa». Para 'Sin vida propia' se grabó una secuencia en la discoteca Noise de Valencia de una forma arriesgada, «porque lo fácil hubiera sido rodar en un set establecido».

¿Hay negocio en las webseries? La pregunta tiene difícil respuesta. «Llega a mucha gente, es un gran escaparate y puede abrir puertas a otros proyectos», destaca Gurrea. Y Expósito añade: «Para 'Sin vida propia' sería ideal que la segunda temporada nos acercara a un patrocinador o que una productora decidiera quedarse la ficción».

Las webseries están ganando visibilidad. El Ayuntamiento de Benicàssim, por ejemplo, colabora con la ficción 'Paseo Coloma', de cinco capítulo. Y otro botón de muestra: la alicantina 'Princesa Rota', seguida en 80 países y con más de dos millones de visualizaciones, logró pasar a la televisión Bajo el nombre 'Princesa Rota: Orígenes', la producción, que aborda el mundo de la prostitución, logró hacerse un hueco en una televisión local.