Saltar Menú de navegación

Alicante

Hemeroteca |
VALENCIA - ALICANTE - CASTELLÓN | Personalizar edición | RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Portada

L'Horta

La Fiscalía de Medio Ambiente investiga el paso de aviones por zonas residenciales
07.12.08 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
Los pilotos dicen que el aeropuerto de Manises autoriza los recortes de vuelo
Un avión aterriza en el aeropuerto de Manises.
Colinas de San Antonio de Benágeber. Pasa un avión. El ruido es ensordecedor y los vecinos esperan pacientemente a que cruce la urbanización. El piloto se ha salido de uno de los cinco pasillos aéreos que debería haber seguido para aproximarse a pista. Ahora la Fiscalía investiga qué está pasando.

Hace meses que una representación de Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA) se reúne con técnicos y políticos de ocho municipios colindantes al aeropuerto de Manises para hablar del problema del ruido de los aviones. Tras numerosos encuentros, AENA se comprometió a instalar un sistema de monitorización del ruido, asociado a un Plan de Gestión de Disciplina de Vuelo, que permita conocer la huella acústica de los aviones para sancionar, en el caso de que haya recortes de vuelo para ahorrar combustible. Pero AENA es juez y parte, porque se está investigando a sí mismo.

Los pilotos aseguran en este sentido que la torre de control conoce al milímetro la posición de cada avión y es el aeropuerto quien autoriza los recortes en la aproximación a pista. "Cada piloto tiene un plan de vuelo antes de ponerse a los mandos del avión. Nosotros somos meros operarios que seguimos instrucciones de las compañías aéreas, que a su vez la reciben de Aviación Civil", explica un representante del sindicato de pilotos Sepla.

La única concesión al rígido plan de vuelo se da en ese momento llamado "aproximación a pista". Los pilotos, en muchas ocasiones, piden permiso a la torre de control para recortar la ruta establecida. "Y normalmente se concede", dicen los pilotos.

El incremento del precio del barril de petróleo, que disparó los gastos de las compañías aéreas, sumado a la dura competencia que se ha generado tras la aparición de las empresas de bajo coste, ha multiplicado esos recortes de vuelo.

De momento, la Fiscalía de Medio Ambiente está estudiando las denuncias presentadas por la urbanización Colinas de San Antonio de Benagéber y del Ayuntamiento de L'Eliana. Los dos escritos se refieren a esos recortes, que se han detectado principalmente después del verano.

Sin embargo, desde la Delegación de Gobierno aseguran que se está cumpliendo la legalidad y la investigación desarrollada por el fiscal demostrará que no se está cometiendo ningún delito ecológico. El delegado, Ricardo Peralta, explicó que se cumple rígidamente con las rutas establecidas.

Sin embargo, el Ayuntamiento de Valencia ya ha anunciado que va a instalar cámaras de vigilancia en las terrazas para controlar el paso de aviones y su altura. La concejal Lourdes Bernal explicó en su momento que de esta forma los aviones estarían controlados. Los pilotos opinan, en cambio, que "los controladores de vuelo saben al milímetro la situación de cada avión". Y si lo sabe la torre de control, lo sabe AENA y el Ministerio de Fomento.

Según fuentes de AENA, tras la ampliación de la pista en 500 metros se modificaron las servidumbres aeronáuticas de modo que los aviones pudieran entrar a mayor altura.

De momento, otros Ayuntamientos y asociaciones de vecinos, como Paterna o San Antonio, La Canyada y Montesol esperan tener más información. El Consistorio de Paterna aprobó en el último pleno reclamar información a AENA para estudiar si ha habido aviones que han sobrevolado zonas residenciales saliéndose de las rutas permitidas y a baja altura.

El bienestar económico conlleva que los vecinos reclaman mayor bienestar social. Así, el ruido se convierte en uno de los principales problemas para los ciudadanos que viven junto al aeropuerto. "Los que trabajamos en Quart tenemos problemas de oído", asegura el presidente de la Agrupación de Empresarios, José García Riquelme.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Vocento
SarenetRSS