Las Provincias

València, 15 nov (EFE).- El president de la Generalitat, Ximo Puig, ha afirmado hoy que el acceso norte al puerto de Valencia tiene "posibilidades" con "una fórmula" que no rompa el paisaje ni afecte a la huerta, mientras que el alcalde, Joan Ribó, no lo contempla al ver "intolerable" su afección a los barrios marítimos.

Ambos dirigentes se han expresado en estos términos tras inaugurar el duodécimo Congreso Nacional de Periodismo Ambiental al ser preguntados por esta infraestructura que reclama la Autoridad Portuaria de Valencia y cuyas alternativas quiere explorar el Ministerio de Fomento.

Según Puig, la Generalitat "está concienciada en la necesidad de dar la máxima competitividad posible al puerto y al conjunto de la economía valenciana".

"Creo que podemos ponernos de acuerdo y buscar una fórmula que no condicione la rotura del paisaje ni acabar con la huerta y creo que hay posibilidades y eso es lo que hay que plantear en estos momentos, con tranquilidad", ha asegurado.

El jefe del Ejecutivo valenciano ha añadido que además sería necesario "un compromiso claro del Ministerio, que no tiene que dedicarse a enquistar sino a comprometerse en inversiones reales en la Comunitat Valenciana".

"Las infraestructuras, el capital físico es un elemento fundamental como lo es aún más el capital humano pero nosotros hemos de estudiar con tranquilidad cuál es la mejor solución para ese acceso norte y cuál es la mejor posibilidad de hacer de este puerto, lo que ya está siendo, pero mucho más elevado", ha indicado.

Puig ha recordado que en los últimos cinco años, el Gobierno ha invertido en la Comunitat "la mitad de la mitad" de lo que le correspondía, y ha pedido que "más allá de hacer grandes anuncios", los presupuestos "consignen" cantidades para el Corredor Mediterráneo y otras infraestructuras como las Cercanías.

Para el alcalde de València, Joan Ribó, el túnel del acceso norte al puerto "es un ejemplo perfecto de cómo en vez de priorizar el tren, como nosotros pensamos, se quiere priorizar unos consumos mucho más intensivos de combustibles fósiles".

"Pensamos que lo primero que se ha de hacer es conectar adecuadamente el puerto y la ciudad con el Corredor Mediterráneo y el acceso norte, si hiciera falta algún día, ya lo hablaríamos", ha indicado.

"El Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) no lo contempla porque pensamos que la afección a los barrios marítimos de la ciudad es absolutamente intolerable y desde luego nosotros no lo contemplamos", ha concluido.