Las Provincias

València, 14 nov (EFE).- El alcalde de València, Joan Ribó, ha participado hoy en la sesión "Repensando la gobernanza urbana: ciudades al servicio de las necesidades de la ciudadanía", en el marco del Smart City Congress, que se celebra en Barcelona, donde ha expuesto las capacidades de València como ciudad inteligente.

Ribó ha participado junto a expertos internacionales como Aisha Bin Bishr, directora general de la Oficina Smart de Dubai, o Pilar Torres, directora de Sector Público de Amazon para España y Portugal, según un comunicado del Ayuntamiento de València.

Durante su intervención, ha subrayado la vocación tecnológica de la ciudad de València, que gestiona sus servicios municipales de manera transversal a través de la estrategia denominada "València Ciutat Intel·ligent", que se desarrolla a través de la plataforma VLCi.

Dicha plataforma ya está dando sus frutos en la gestión de los servicios urbanos y ha obtenido financiación para el desarrollo de la iniciativa "Impulso VLCi", cuyo objetivo pasa también por lograr una ciudad más eficiente y habitable, tanto para la ciudadanía como para Los visitantes.

Ribó ha explicado que las iniciativas smart se han implementado en varias fases: "Lo primero fue diseñar un plan estratégico de ciudad inteligente y establecer una priorización de las actuaciones para transformar la gestión de los servicios municipales".

El siguiente paso fue la puesta en marcha de la plataforma VLCi, diseñada para actuar como el cerebro para la gestión eficiente de la ciudad, aglutinando toda la información que se genera en un único repositorio.

Ello llevó a definir una estrategia de transparencia (datos abiertos) y participación ciudadana, "orientada a favorecer el desarrollo de nuevas aplicaciones que faciliten la vida de la ciudadanía de València y contribuyan a fomentar la innovación entre el entramado de empresas locales y el colectivo de investigadores y emprendedores".

Se ha generado así un amplio abanico de herramientas con las que se acerca la información de la estrategia y los datos generados a toda la ciudadanía que, a la vez, "favorece la toma eficaz de decisiones", según Ribó.

Se trata de aplicaciones e instrumentos como la aplicación APP València, el Geoportal, el portal València al Minut (de información en tiempo real), los sistemas de gestión inteligente de la calidad del aire, el cuadro de mando de gestión económica, la gestión unificada del servicio de alumbrado o los telecontadores del consumo de agua, entre otros.

Ribó ha citado ejemplos como el proyecto piloto en el Mercado de Russafa, que permite medir las condiciones ambientales del recinto y controlar su consumo energético global y que, además, monitoriza en tiempo real el número de personas que están en su interior.

Otro ejemplo es el del Sistema de Monitorización y Gestión Unificada del Alumbrado Urbano, que ha permitido unificar en un solo cuadro de mando la información y la gestión de este servicio municipal que se presta a través de distintas contratas".

Otra novedosa aplicación es la de los telecontadores del consumo urbano de agua, "un recurso fundamental y escaso", sobre la cual el alcalde Ribó ha hecho un llamamiento a realizar actuaciones "sostenibles y resilientes para asegurar su distribución y optimizar su gestión".

Según Ribó, la herramienta Telecontadores ha permitido implantar más de 650.000 contadores inteligentes de consumo de agua, el 57 % del total, lo que supone que las viviendas que los tienen las reclamaciones se han reducido un 60 % y se han podido localizar más de 700 fugas de agua en el interior de las viviendas cada mes (lo que ahorra 300.000 m3 de agua al año).

También se da asistencia a personas mayores en situación de dependencia que viven solas; y en el caso de que no se registre consumo de agua durante un periodo de tiempo, los Servicios Sociales municipales se ponen en contacto con la persona o con la familia para prevenir situaciones de riesgo".