Las Provincias

València, 14 nov (EFE).- El abogado y expolítico Miquel Roca, uno de los "padres" de la Constitución Española, ha asegurado hoy sobre la posibilidad de reformar la Carta Magna que "nunca" lo ha estimado necesario aunque ha admitido que puede hacerse si hay una reclamación mayoritaria para llevarla a cabo.

"Yo nunca lo he considerado muy necesario, con toda sinceridad, pero si lo piden... No es mía, es de todos, se puede reformar, lógicamente", ha señalado Roca a EFE para asegurar que, en caso de ser llamado a participar, acudirá a la comisión parlamentaria sobre el modelo autonómico.

"Los protagonistas del momento son los diputados, ellos han convocado esta comisión, y si nos convocan a los ponentes que quedamos (José Pedro Pérez-Llorca, Miguel Herrero y Rodríguez de Miñón y él mismo) vamos a ir, estoy convencido de que todos lo haremos".

Roca ha hecho estas declaraciones en el Colegio de Abogados de València, donde ha acudido para impartir una conferencia sobre "Europa y seguridad jurídica" en el marco de la entrega del vigésimo Premio de Estudios Jurídicos Universitarios Manuel Broseta Pont.

"Yo me siento obligado por un compromiso que tengo con la Constitución. Fuimos muchos quienes intervinimos, pero nosotros en cierto modo lo personificamos. Estaré ahí para dar mi opinión sobre la conveniencia de hacer lo que sea para que siga siendo un instrumento eficaz para la convivencia", ha añadido.

Preguntado sobre la conveniencia de afrontar ese proceso de reforma constitucional, Roca ha apuntado: "Yo nunca lo he considerado muy necesario", si bien ha insistido en que, en caso de producirse, los cambios se deberían hacer "con el mismo consenso con el que se redactó" la Constitución de 1978.

"Una gran virtud de la Constitución es que no es -un texto- de parte contra otra parte, sino que pretendía ser de todos. Si se reforma, que se haga con el mismo espíritu y la misma voluntad, porque si no será muy complicado", ha agregado.

La convivencia es, a su juicio, "una tarea muy difícil. Es más fácil ganar la libertad que conservarla y administrarla, y para ello es necesario mantener la capacidad de convivencia, de respeto a la diversidad, a la diferencia, a la discrepancia. Eso es bueno para España y para Cataluña", según Roca.

Sobre la posibilidad de que en el proceso de reforma constitucional se inicie un proceso de recentralización, Roca ha apuntado a EFE que no lo ve "factible" porque, según ha argumentado, "todos cuantos han ensayado el Estado de las Autonomías están satisfechos".

"Puede haber críticas, pero si se pregunta a los presidentes autonómicos, dirán que quieren más competencias", ha concluido.