Las Provincias

Madrid, 14 nov (EFECOM).- Los hoteleros afrontan con optimismo la temporada de invierno, en la que esperan un aumento en el número de pernoctaciones, así como en el precio medio y rentabilidad, en destinos urbanos como València, aunque reconocen que están preocupados por la crisis política en Cataluña y la recuperación de varios mercados competidores.

El presidente de la Confederación Española de Hoteles y alojamientos Turístico (Ceat), Juan Molas, ha señalado hoy, en una rueda de prensa, que esta temporada de invierno se presenta mejor que la de un año antes, gracias a la buena evolución tanto de la demanda extranjera como la nacional.

La patronal hotelera cree que se cumplirán las previsiones de llegada de más de 80 millones de turistas internacionales a España al cierre del ejercicio y adelanta que 2017 va a ser, para Canarias, el mejor año turístico de su historia, ha añadido Molas.

La temporada de invierno va a ser muy buena no sólo para el archipiélago canario sino también para destinos urbanos como Madrid, Valencia, Granada, Sevilla, Málaga o Córdoba que muestran un buen comportamiento, ha destacado el presidente de Cehat.

Sin embargo, Molas ha explicado que se está observando una cierta lentitud en las reservas para el verano de 2018 en relación con el mismo período del año pasado, aunque esto "no significa absolutamente nada", ya que ha ocurrido en otras ocasiones y finalmente han repuntado más adelante, ha añadido.

Molas ha cifrado en un 6 % la reducción que se ha producido en el volumen de reservas de los touroperadores para el verano de 2018, lo que, en su opinión, se debe en gran parte a la recuperación de destinos competidores en el segmento vacacional como Grecia y Turquía.

Según Molas, la oferta turística de Grecia y Turquía ha salido a la venta con mucha fuerza y a base de precio, mientras que la recuperación de Egipto puede afectar a España en el futuro, sobre todo a Canarias, al ser su destino competidor en el segmento vacacional en invierno.

El secretario general de Cehat, Ramón Estalella, ha destacado una tendencia positiva de crecimiento de los españoles, lo que, en su opinión, es "una muy buena noticia" porque hay destinos en España a los que no llega el turista extranjero y su clientela es mayoritariamente nacional.

En cuanto a los mercados emisores extranjeros, Estalella ha indicado que Francia será el que más crecerá, aunque también registran una buena evolución Alemania, el Reino Unido o los países nórdicos.

Gracias a este buen comportamiento de la demanda española y la extranjera, España está ganado la batalla a la estacionalidad, ha recalcado Molas, quien espera que este invierno sea mejor que el de 2016.

Por otro lado, se ha referido al tema de turismofobia que ha afectado este año a algunas zonas turísticas del país, y ha explicado que ha desaparecido por el tema de la situación política en Cataluña y los hoteleros ya no lo consideran prioritario entre sus deberes que se han propuesto para 2018.