Las Provincias

Castellón, 14 nov (EFE).- El portavoz adjunto del grupo municipal del PP en el Ayuntamiento de Castellón, Juanjo Pérez Macián, ha calificado de "despropósito y completo desacierto" lo ocurrido en la Biblioteca Municipal en la que se imprimieron formularios en rosa y azul para controlar el acceso de niños y niñas.

Esta diferenciación cromática fue publicada en las redes sociales por una usuaria y suscitó un debate en torno al carácter sexista de realizar esta distinción para niños y niñas.

El consistorio ha asegurado que se trata de una acción "aislada" y la impresión fue hecha por el responsable de esa biblioteca técnica y no por el Ayuntamiento.

Para Pérez Macián, es una "cobardía imperdonable que, una vez más, el bipartito culpabilice a otros, normalmente a los funcionarios, en lugar de asumir sus responsabilidades como gobernantes de esta ciudad".

El concejal popular ha indicado que de este "despropósito" son responsables "la vicealcaldesa, que ejerce la delegación de Igualdad y la concejala de Cultura que es a quien corresponde la responsabilidad de las bibliotecas municipales".

"Si la vicealcaldesa, de Compromís, en lugar de dedicarse a reivindicar la independencia de lo que ella llama Països Catalans, hubiera estado pendiente de sus competencias en el Ayuntamiento, esto no hubiera pasado", ha aseverado.

El concejal del PP ha dicho por último que "si la concejala de Cultura, también de Compromís, hubiera estado en lo que tiene que estar y no dedicada y empeñada en derribar la Cruz del Parque Ribalta y en cambiar el nombre de las calles de Castellón, esto no hubiera ocurrido".