Las Provincias

València, 13 nov (EFE).- El alcalde de València, Joan Ribó, ha reivindicado hoy para València la inversión prevista para el acceso de la autovía V-21 a la ciudad pero minimizando su impacto en la huerta, han informado fuentes municipales.

El alcalde ha recordado que la moción aprobada en el último pleno en ningún momento rechaza la inversión, sino que emplaza a minimizar el impacto que tenga sobre la huerta cualquier infraestructura que se tenga que ejecutar.

Esta es la primera premisa que ha recordado Ribó, junto con la voluntad de desvincular los accesos de la V-21 a València respecto del acceso norte al Puerto, que en su opinión supone un grave impacto medioambiental.

El proyecto del Ministerio de Fomento, tal y como está actualmente redactado, destruiría 89.000 metros cuadrados de huerta productiva, así como elementos patrimoniales de diversos términos municipales, entre ellos el de València.

Joan Ribó ha apelado "a la responsabilidad de las administraciones para trabajar conjuntamente, mejorando las infraestructuras que utiliza la ciudadanía, al tiempo que protegiendo los valores paisajísticos y de producción agraria del entorno de la ciudad".

Por ello, Ribó ha emplazado a un "diálogo entre las administraciones, más allá de declaraciones gruesas que parecen más un chantaje: o se hace un proyecto de infraestructuras destruyendo todo a su paso, o no se hace nada".

Según el alcalde, "desde València defendemos que se puede mejorar las infraestructuras reduciendo al máximo su impacto medioambiental, y así deseamos trasladarlo al ministerio de Fomento".

La moción aprobada en el último pleno del Ayuntamiento de València acuerda "instar al Gobierno Central al mantenimiento de la inversión estatal aprobada para el proyecto de ampliación a tres carriles de la V-21, realizando un estudio previo que favorezca la movilidad colectiva y sostenible de futuro, desvinculado de toda implicación con el descartado nuevo acceso norte al Puerto de València".

Ribó ha recalcado que, en ningún momento, la moción solicita "paralizar la inversión" y ha asegurado que solicitar un modificado del proyecto "en ningún caso implica necesariamente ni repetir todo el procedimiento, como llega a señalar el ministerio, ni por supuesto, perder dicha inversión".

El alcalde ha lamentado que se intente someter a un "chantaje" bajo la disyuntiva "de infraestructuras a costa de una absoluta destrucción patrimonial, o nada".

Ribó ha emplazado a buscar alternativas viables que mejoren las infraestructuras necesarias y los servicios a la ciudadanía, citando como ejemplo "la necesaria inversión en movilidad sostenible metropolitana, en que València es la única ciudad con área que queda apartada del contrato-programa del ministerio".