Las Provincias

Castellón, 13 nov (EFE).- La portavoz del grupo popular en Les Corts, Isabel Bonig, ha anunciado hoy que el PP presentará iniciativas en el Parlamento valenciano "para que todos los hospitales comarcales presten todos los servicios para evitar que se discrimine a los valencianos".

"Vamos a estar muy vigilantes" porque el president de la Generalitat, Ximo Puig, "ha dicho que cuando se produzca la reversión del Hospital de la Ribera al sistema público se mantendrán los mismos servicios que se están dando actualmente en La Ribera", ha dicho Bonig en su visita al Hospital comarcal de Vinaròs.

Acompañada por el diputado y presidente provincial del PP Miguel Barrachina, según fuentes del partido, la también presidenta del PPCV ha señalado que los populares no permitirán "que un capricho ideológico de Puig y de Oltra" le cueste dinero a los valencianos.

Tampoco dejarán que "se discrimine creando valencianos de primera con servicios completos y otros de segunda", ha añadido.

"Si se mantienen los servicios en La Ribera, que nos parece correcto, el PP presentará una iniciativa para que se mantengan también en todas las áreas de salud gestionadas por Sanidad para que los ciudadanos no se tengan que trasladar a otros lugares para realizar determinados servicios como traumatología o mamografía", según Bonig.

También ha señalado que el president y la vicepresidenta del Consell han "abandonado a las personas" y ha asegurado que en la sanidad pública valenciana "se está repitiendo" ese "abandono".

La líder popular ha defendido que "el anterior gobierno del PP invirtió algo más de diez millones de euros en la última remodelación del Hospital de Vinaròs para dar más servicios".

En 2015, ha agregado, "se abrió la segunda planta y hoy, dos años y medio después, la tercera planta está paralizada y mantienen el hospital bajo mínimos con falta de personal".

A su juicio, "la falta de personal es una constante, no solo en este hospital de Vinaròs sino en todas las áreas de salud de la Comunitat Valenciana y en los servicios públicos en general".

Por contra, ha censurado, Mónica Oltra "ha triplicado sus asesores con doce, se incrementa el personal eventual y el número de altos cargos, de 89 a 99, y aumentan las partidas para la creación de televisiones, las agencias antifraude...".

"En total sube 512 millones de euros en 2018 respecto a 2017 los fondos destinados solo para empresas, chiringuitos, y fundaciones para colocar amigos, en lugar de cubrir las necesidades básicas para los ciudadanos", ha finalizado Bonig.