Las Provincias

Alicante, 13 nov (EFE).- El concejal de Urbanismo en el Ayuntamiento de Alicante, Miguel Ángel Pavón, ha asegurado hoy que el cese temporal de la actividad de los graneles en el puerto de la ciudad está "absolutamente justificado por la legislación vigente" y ha expuesto que lo único que está haciendo es "aplicar la ley".

Pavón ha hecho estas declaraciones a preguntas de los periodistas tras participar en el minuto de silencio que toda la corporación municipal ha guardado a las puertas de la Casa Consistorial para condenar el caso de violencia domestica ocurrido ayer en Alzira (Valencia), donde un hombre supuestamente degolló a su hija de dos años.

"Me sorprende que se me critique por hacer algo que se espera de cualquier representante público, que es aplicar la ley, y más aún, cuando esas críticas provienen de personas que han estudiado derecho y son abogados", ha dicho Pavón, en referencia al portavoz municipal del PP, Luis Barcala.

Pavón ha recordado que la polémica por la descarga de graneles "empezó hace mucho tiempo", pues el PP estuvo "20 años mirando hacia otro lado" y no hizo "absolutamente nada".

Según ha desvelado, desde que se hizo cargo de las competencias de Urbanismo, exigió la licencia medioambiental, primero, en 2015, a la Autoridad Portuaria y, posteriormente, a las empresas.

Ha aseverado que las compañías "no están dispuestas" a solicitar esas licencias, "pese a los informes técnicos absolutamente concluyentes de que lo procede es una licencia ambiental, no una declaración responsable", que es lo que las empresas presentaron en diciembre de 2016.

"Hemos instado dos veces a las empresas a solicitar licencia y en uno de esos requerimientos ya advertimos, y el que avisa no es traidor, de que se podría decretar la suspensión del funcionamiento de la actividad", ha señalado.

Ante la negativa de éstas, Pavón ha indicado que no ha tenido más opción que ordenar el cese temporal de la actividad.

Preguntado sobre las 2.000 familias que trabajan en la descarga de graneles y que pueden verse afectadas por esta medida, el edil ha respondido que "a lo mejor tendrían que recriminar a las empresas" que no hayan pedido la licencia medioambiental, ya que, de haberlo hecho, "no hubiera decretado el cese".

"A lo mejor los culpables son los empresarios, y los trabajadores deberían, a lo mejor, enfocar mejor quién es el culpable de esta situación", ha añadido.

Por su parte, el alcalde, Gabriel Echávarri, ha explicado que no ha podido estudiar ese decreto de cese, por lo que desconoce si se podrá revertir una vez Pavón deje el gobierno municipal.

A su vez, el portavoz del PP ha vuelto a calificar esta medida como una "absoluta barbaridad" debido a "la precipitación" con la que, en su opinión, se ha tomado, justo antes de que Guanyar salga "huyendo de ese tripartito que ha fracaso estrepitosamente".

Según Barcala, la resolución "condena al cierre" la actividad industrial del puerto de Alicante, y esta misma semana "se han anulado embarques que se han derivado a València y Cartagena, con unas pérdidas de muchísimo dinero".

El portavoz popular ha destacado que actualmente se están debatiendo dos proposiciones no de ley para instaurar "medidas correctoras" y mejorar las instalaciones para la descarga de graneles.

"En ese entorno, sale Pavón con esta carta de despedida que es un auténtico despropósito", ha subrayado.

En esta línea, el concejal de Ciudadanos (C's) Antonio Manresa ha apuntado que "estos vaivenes no vienen nada bien al Ayuntamiento" y, aunque ha reconocido que había avisos para que las empresas solicitasen la licencia medioambiental, ha tachado la decisión de Pavón de "no muy democrática".

"No se puede actuar, sobre todo ahora cuando estás formalmente en el gobierno pero tu pensamiento es más de oposición, de esta manera, perjudicando a las familias trabajadoras de Alicante", ha dicho Manresa.