Las Provincias

Castellón, 13 nov (EFE).- La Diputación de Castellón ha incluido en los presupuestos de 2018 partidas por un importe de 1.087.944 euros dirigidas a revertir el problema del envejecimiento de la población que padece el entorno rural de la provincia de Castellón.

Estas partidas irán destinadas a proyectos de creación de nuevas empresas en el interior y el mantenimiento de la población juvenil en el entorno rural.

Según han informado fuentes de la institución provincial dentro del programa contra la despoblación, Repoblem, se destina una inversión de 4,1 millones de euros, y dentro del mismo se incluyen iniciativas como talleres de empleo específicos en el entorno rural, partidas para la creación de empresas en municipios pequeños y ayudas directas para consolidar población juvenil en zonas rurales.

Además se incluye ayudas al transporte y residencia de jóvenes universitarios en el interior, y la creación de las Unidades de Conciliación Familiar para niños de 0 a 2 años.

El presidente de la Diputación, Javier Moliner, ha visitado hoy la empresa Marie Claire en Vilafranca como ejemplo y ha asegurado que "la gente acaba viviendo donde puede trabajar".

Así, ha asegurado que por eso "vamos a crear una dotación de más de un millón de euros para incentivar que empresas que quieran instalarse en nuestra provincia puedan hacerlo creando empleo en municipios del interior en riesgo de despoblación".

La empresa Marie Claire fue reconocida con la Distinción Provincial al Mérito de la Innovación este 2017 por la Diputación, destacando de su trayectoria su apuesta por el empleo en el ámbito rural, especialmente en la ocupación de mujeres.

Otra de las propuestas es una partida de 100.000 euros dirigida al fomento del emprendimiento en el ámbito rural. "Se trata de una nueva línea de trabajo para fomentar la creación de empresas en el interior", ha indicado el presidente.

A esta nueva iniciativa hay que sumar los dos talleres de empleo que la Diputación llevará cabo en Lucena del Cid y Albocàsser con una inversión de 191.723 euros en cada uno de ellos.

Junto a los talleres t'Avalem de Lucena del Cid (73.254 euros), Morella (85.622 euros) y Albocàsser (85.622 euros), la institución consolidará los Centros Cedes como centros motores de la dinamización económica del interior de Castellón.

Además, en 2018 se creará una partida de 60.000 euros dirigida a consolidar la población juvenil en los municipios pequeños con ayudas directas para que consoliden su residencia habitual en el ámbito rural.

Otra nueva iniciativa en este sentido es una inversión de 50.000 euros para los gastos de transporte y residencia de los jóvenes universitarios del interior, para fomentar que residan en sus municipios.