Las Provincias

València, 13 nov (EFE).- La Guardia Civil de Valencia ha constatado un descenso de un 3 % en la cantidad de infracciones penales durante el Gran Premio de Cheste de Motociclismo, celebrado en el circuito Ricardo Tormo durante el pasado fin de semana.

Como años anteriores, la Guardia Civil ha sido la encargada, en colaboración con Unidad Adscrita de la Policía Nacional, seguridad privada y miembros del circuito, de garantizar la seguridad no solo en lo que respecta al circuito en si, si no también a la concentración de aficionados en la localidad de Cheste.

Este operativo, ha informado la Comandancia, se ha reforzado con motivo del aumento de espectadores, y el nivel de alerta, contando con un despliegue compuesto por 1.500 agentes.

Dentro de las infracciones penales, las mas destacables son el hurto de móviles y carteras, además del robo en interior de vehículos o maletas de motocicletas.

Es destacable el descenso casi de un 9 % en el municipio de Cheste, mientras que en el circuito se ha producido un incremento de siete casos.

Este año se ha incrementado el numero de detenciones e investigaciones, pasando de 10 a 27 personas, sobre todo en la población, destacando los delitos de resistencia y desobediencia, agresión a los agentes, robo con violencia e intimidación y alcoholemia y drogas.

Asimismo se ha producido un incremento de las denuncias a la Ley de Seguridad Vial (sobre todo velocidad), tenencia ilícita de droga para autoconsumo, reventa de entradas y contra la propiedad intelectual.

Durante los días que ha durado este evento deportivo se han llevado a cabo mas de 1.100 pruebas de alcoholemia y drogas, 25 % más que el año anterior, de las cuales un 4,5 % han dado positivas.

Este año se ha incrementado la seguridad no solo en el circuito (con presencia de todas las especialidades) sino también en la población, con la adopción de medidas pasivas (barreras) por parte del Ayuntamiento de Cheste.