Las Provincias

València, 13 nov (EFE).- La consellera de Justicia, Gabriela Bravo, ha trasladado al Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) su preocupación por la carga de trabajo que padecen los juzgados que se ocupan de las cláusulas suelo en la Comunitat Valenciana, pese a disponer de todos los medios necesarios y el personal requerido.

Según Gabriela Bravo, es una situación que se repite en la mayoría de las comunidades autónomas con competencias en materia de Justicia, según han podido comprobar en la reunión que este lunes ha celebrado la Comisión de Coordinación para el seguimiento y la evaluación del plan de especialización de juzgados en cláusulas-suelo en la sede del CGPJ.

El consejo ha trasladado, sin embargo, a las comunidades su satisfacción porque el sistema de juzgados especializados está funcionando y su intención de mantenerlo.

Bravo, no obstante, ha mostrado su desconcierto ante estas afirmaciones: "Existen dos realidades, por una parte el consejo nos dice que los juzgados encargados de las demandas de las clausulas-suelo están funcionando; por otra parte está la realidad que nos hacen llegar los decanos, operadores judiciales y las sala de gobierno de los jueces, que nos siguen reclamando más medios".

La actual propuesta del CGPJ sobre los juzgados especializados en cláusulas-suelo finaliza el próximo 31 de diciembre, por lo que debe elaborar una nueva propuesta y dar traslado de la misma al Ministerio de Justicia y a las comunidades autónomas.

La consellera Bravo ha pedido al CGPJ una hoja de ruta que determine la carga de trabajo que deberán asumir los jueces y una previsión para conocer los medios de personal que se necesitarán.

Por su parte, el órgano de gobierno de los jueces ha reconocido que las comunidades han cumplido con el esfuerzo que se les requirió en forma de funcionarios en esta primera fase de puesta en marcha de los para los juzgados de clausula suelo.

Estos juzgados especializados se pusieron en marcha en virtud del acuerdo del 25 de mayo de 2017 de la Comisión Permanente del CGPJ por el que se concentraban en tres órganos judiciales valencianos (uno por provincia) todas las posibles demandas sobre cláusulas-suelo.

El acuerdo incluía un anexo en el que se especificaban las necesidades de personal que precisaban estos nuevos juzgados. Este documento fue remitido por el CGPJ a la Generalitat -a petición de la Dirección General de Justicia- el 30 de mayo de 2017.

Los refuerzos accedieron a sus puestos de trabajo el 2 de octubre. Posteriormente, el 17 de octubre, el CGPJ remitió otra petición para nombrar un funcionario del cuerpo de auxilio judicial para este juzgado, que tomó posesión el pasado 3 de noviembre, 13 días hábiles después de haber recibido la solicitud del órgano de gobierno de los jueces.

Desde su entrada en funcionamiento el pasado 1 de junio, los tres juzgados especializados en cláusulas-suelo han ingresado un total de 8.331 asuntos, de los cuales, 4.719 fueron en Valencia, 3.307 en Alicante y 805 en Castellón.

Hasta la fecha se han celebrado 520 vistas (346 en Valencia, 120 en Alicante y 54 en Castellón) y se han dictado 291 sentencias (162, 177 y 12 respectivamente en las provincias citadas).