Las Provincias

València, 13 nov (EFE).- El expresidente del PP de la provincia de Valencia, Alfonso Rus, ha señalado hoy que su partido le dijo "hasta luego Lucas" cuando comenzó el caso Imelsa, y ha asegurado que lo entiende, porque en un momento así nadie quiere que lo puedan "vincular" y que le puedan "manchar la cesta".

Rus se ha pronunciado así en la comisión de Les Corts que investiga la gestión de la empresa pública Ciegsa, donde ha comparecido acompañado de su abogado y donde la diputada socialista Ana Barceló le ha preguntado si se siente una "víctima" de su propio partido.

"Yo ahora ya no me siento nada, a mí me han pegado por arriba, por abajo", pero el tema personal "lo dejo aparte", porque si no "es para volverse loco", ha señalado Rus.

En su opinión, en la política, "igual como en el dinero, cuando uno tiene es un fenómeno", y en ambos casos, cuando se ve que puede pasar "cualquier cosa (negativa) te dicen, como decía Chiquito de la Calzada, hasta luego Lucas, y ya está. Y me dijeron: hasta luego Lucas".

El exdirigente popular ha señalado en los pasillos de Les Corts que es "normal" la actitud del PP, porque igual que cuando tienes dinero "vas al banco" y te dan dinero, pero si no tienes no te dan, en la política si creen que les puedes "manchar" ocurre lo mismo y te apartan.

"Se lo hicieron a Paco Camps, no me lo tenían que hacer a mí", ha manifestado Rus, quien al igual que hace seis meses en su comparecencia en otra comisión de investigación de Les Corts ha negado que pidiera comisiones o "mordidas" para el partido, entre otras cosas porque no les hacía "falta".

A la pregunta del diputado de Podemos Antonio Montiel de si cree que en el PP alguien le puso la "luz larga" para que descarrilara, Rus ha respondido que "no todos", pero sí "alguno que sabía que el día 26 perdía y se tenía que ir, pero se ha quedado. Algún día lo explicaré".

Rus ha aseverado que lo que está pasando no se lo da a pasar "a nadie", pero ha asegurado que "no van a poder" con él, y que si le da un infarto, "dios no lo quiera, alguno tendrá responsabilidad moral de lo que ha dicho, o de lo que está diciendo, o de lo que está haciendo".

Preguntado en los pasillos sobre si hay presos políticos en España, han indicado que a él lo que más le gusta "es la crema catalana, pero la crisis catalana la han creado ellos", y ha indicado que en España "somos tan democráticos que aquí no hay presos políticos".

Ha aprovechado para añadir que, en su caso, se le ha acusado de todo y no ha tenido presunción de inocencia, como cuando se dijo que en una grabación contaba dinero y no era él, aunque era una "voz parecida" a la suya.

Rus ha llegado hoy a Les Corts con "ganas de hablar", según él mismo ha confesado, aunque su abogado le había pedido que no lo hiciera, e incluso ha bromeado cuando ha visto a los numerosos periodistas que le esperaban a su llegada a la comisión: "ya había perdido la costumbre", ha indicado.

Ha insistido en que dará la cara siempre, porque así se lo han enseñado, y ha asegurado a la salida que a sus 67 años no lleva "vida de jubilado" y que hace algo de deporte.