Las Provincias

València, 13 oct (EFE).- La Junta de Gobierno Local de València ha aprobado hoy el proyecto del aparcamiento de la plaza Ciudad de Brujas, junto al Mercado Central, una instalación de cinco plantas, una de ellas para logística de mercancías, con 356 plazas de coches, 29 para motos y 46 para bicicletas.

La portavoz del grupo socialista y primera teniente de alcalde, Sandra Gómez, ha informado hoy de los asuntos aprobado en la reunión y ha recordado que el proyecto del aparcamiento llega "después de diez años de paralización y desidia del anterior gobierno del PP".

Antes de esta aprobación, el Govern de la Nau, en colaboración con la Consellería de Obras Públicas, ha trabajado para desbloquear las obras y resolver los problemas de un convenio firmado en 2008, con una adenda posterior, donde el Ayuntamiento no era propietario de la instalación y tenía que pagar más de 10 millones de euros y que derivó en dos licitaciones desiertas.

Según ha informado el consistorio en un comunicado, habrá en total de 356 plazas para coches, 11 de ellas para personas con movilidad reducida, 29 para motos y 46 para bicicletas y la primera de las cinco plantas se destinará a logística de mercancías.

La infraestructura dispone de una rampa de salida para vehículos, situada al oeste de la plaza Ciudad de Brujas y orientada hacia la avenida del Oeste y para hacerla funcional es necesario construir otra de entrada en el tramo final de la calle Editor Manuel Aguilar, que afecta también al inicio de la avenida del Oeste.

Hay que acondicionar el interior de las instalaciones para acabar y revestir las cinco plantas, la instalación eléctrica y la iluminación, el centro de transformación, la protección contra incendios, la ventilación, la fontanería y el saneamiento, los ascensores y otras instalaciones especiales.

También incluye barreras, sistema de caja y detección de plazas libres y la dotación de 40 puestos de recarga para vehículos eléctricos y el proyecto incluye realizar la urbanización de la plaza y su entorno.

El pleno también ha aprobado el proyecto básico de obras de restauración y rehabilitación de la Alquería del Moro, en el barrio de Benicalap, cuyo presupuesto asciende a 2.096.842,17 euros y tiene un plazo de ejecución de 16 meses.

El objetivo es poder sacar las obras a licitación antes de que concluya el mes de octubre, para comenzar unos trabajos de rehabilitación y restauración que se prolongarán durante esos 16 meses.

Esta alquería está catalogada como Bien de Interés Cultural desde 2004 y es un edificio residencial compendio de la arquitectura señorial y rural de la huerta valenciana de los siglos XIV, XVI y XVIII.

Sandra Gómez ha informado de la aprobación del proyecto para crear la creación de la Oficina de Solidaridad con las Víctimas de Delitos de Odio, Discriminación e Intolerancia en la ciudad de València.

Esta oficia se pone en marcha en colaboración con la organización Movimiento contra la Intolerancia y su presupuesto asciende a 17.500 euros en concepto de aportación municipal para desarrollar el proyecto.